Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

Aloe vera y extracto de soja: dos plantas muy beneficiosas para la piel

Como sabéis, Cremology es un cosmético personalizado compuesto por una crema base, tres principios activos y uno concentrado. Partiendo de un diagnóstico digital del estado y características de la piel, se seleccionan estos principios, cada uno con sus propiedades y funciones específicas, lo que nos permite cubrir las necesidades de cada tipo de piel.

En este post queremos hablaros de las propiedades cosméticas de dos de nuestros principios activos: el aloe vera y el extracto de soja.

El aloe vera es una planta perenne de la familia de las liliáceas. Tiene propiedades antisépticas, bactericidas, antiinflamatorias y regeneradoras.

Aplicado sobre la piel, resulta ser uno de losAloe Vera mejores tratamientos para cortes, heridas, llagas, úlceras, quemaduras, picaduras de insectos, etc; y también, para la psoriasis y el acné juvenil. De ahí que se haya convertido en un ingrediente habitual de los preparados cosméticos.

Una de sus principales ventajas está en su capacidad para penetrar profundamente en la piel y expulsar al exterior las bacterias y los depósitos de grasa que taponan los poros de la piel.

También es importante su papel como regenerador celular, que deriva de su alto contenido en vitaminas, enzimas, minerales y nutrientes naturales, lo que contribuye a estimular la producción de nuevas células.

Además, esta planta, ayuda a prevenir las quemaduras solares, y es muy efectiva para aliviar la piel tras una exposición solar prolongada.

Si se utiliza con regularidad, combate las arrugas prematuras y retrasa la aparición de las propias de la edad.

La soja es una planta herbácea de la familia de las leguminosas, cuyas semillas tienen un gran valor nutricional.

sojaTanto el extracto de esta planta como su aceite e isoflavonas son muy apreciados en cosmética por sus propiedades hidratantes, regeneradoras, protectoras y suavizantes.

La soja también es una rica fuente de proteínas, y contiene otros nutrientes esenciales, como calcio, zinc, potasio y vitaminas del grupo B, que junto con las isoflavonas, la convierten en un potente antioxidante. Además, posee propiedades antivíricas, anfúngicas y bactericidas. Por último, gracias a su poderosa acción nutritiva, las isoflavonas de la soja consiguen reforzar la cohesión celular de la piel y volverla más flexible.