Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

En invierno tu piel necesita cuidados especiales

El frío, viento o nieve, característicos del invierno, unido a los frecuentes cambios de temperatura y humedad que sufrimos al pasar de un espacio abierto a otro cerrado, afectan negativamente al estado de nuestra piel, favoreciendo su deshidratación. La piel se vuelve más seca y sensible, lo que carapuede llegar a producir irritaciones y grietas en los casos más extremos. La deshidratación es, por tanto, el problema más importante que debemos combatir en esta época del año.

Veamos, pues, cómo hidratarnos mejor, así como algunas sencillas recomendaciones que también pueden ayudar a mejorar tu piel.

Hidratación desde el exterior

Durante el día, utiliza una crema hidratante con protección solar. Por la noche, conviene que uses una crema nutritiva, que aportará a tu piel elementos tan necesarios como vitaminas, aceites y aminoácidos.

Recuerda que las cremas deben aplicarse en el escote, el cuello y la cara, y siempre con movimientos ascendentes. No olvides tampoco que no debes ponerte crema en el contorno de ojos, ya que esta zona requiere un cuidado específico.

Hidratación desde el interior

Cuando hace frío, tendemos a tomar menos líquido del que deberíamos. Beber suficiente agua es uno de los aspectos fundamentales para una buena hidratación.

También es fundamental seguir una dieta rica en frutas y verduras. Ten en cuenta que es mejor comer la fruta con piel, ya que así contiene más vitaminas y, además, aporta fibra.

Respecto a las verduras, son especialmente recomendables aquellas que son más ricas en betacarotenos, como las espinacas o las acelgas, puesto que esta sustancia favorece la formación de vitamina A, que es imprescindible para la renovación de la piel.

Otras medidas aconsejables

Procura consumir alimentos que contengan vitaminas A, C, D y E, que son las más importantes para la piel por su poder antioxidante.

No olvides exfoliar tu piel, una o dos veces por semana, para eliminar así las células muertas y regenerar la epidermis.

También es recomendable que te apliques una mascarilla hidratante, una vez a la semana.

Aumentar el nivel de humedad en tu casa es muy aconsejable en esta época del año. Lo puedes conseguir con un humidificador o, simplemente, colocando un recipiente con agua debajo del radiador.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*