Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

La importancia de un buen diagnóstico facial

La piel de cada persona es diferente y, por tanto, requiere cuidados distintos: a la medida de cada piel. Por ello, un buen diagnóstico facial es indispensable para conocer las particularidades de la piel de cada uno y elegir así el tratamiento idóneo para tratar los problemas y necesidades concretas detectadas.

Cremology es el único concepto dermocosmético basado en la personalización total del producto, es decir, el único cosmético formulado para ti y a tu medida. Como sabemos, sólo así será posible conseguir los mejores resultados en el cuidado facial.

Equipo de diagnóstico digitalPara saber qué es lo que necesitas, realizamos un diagnóstico con un equipo de medición profesional, que nos permite evaluar el estado de la piel en profundidad. Medimos su nivel de hidratación, sensibilidad, elasticidad, grasa, poros, manchas y arrugas. Estos parámetros son los que determinan su estado y, por ello, es necesario analizarlos para poder elegir el tratamiento más adecuado.

En función de los resultados obtenidos, nuestro software de Formulación Cosmética Digital, diseña la combinación de  principios activos y concentrados más eficaz.

Veamos, brevemente, cómo afectan las cualidades que medimos a la salud y aspecto de la piel.

Hidratación: el agua es esencial para la piel. Una hidratación insuficiente hace más visibles las arrugas y, además, aumenta su sensibilidad a los efectos negativos que provocan los distintos factores externos.

Sensibilidad: la piel sensible es más propensa a padecer irritaciones, descamación, erupciones o alergias. Detectar la hipersensibilidad es fundamental para utilizar un tratamiento adecuado, que no contenga sustancias irritantes y consigaordenador minimizar estos problemas.

Elasticidad: la elasticidad y firmeza de la piel viene determinada por la acción de la elastina y el colágeno. Con el paso del tiempo, la producción y calidad de estas sustancias disminuye, lo que favorece el envejecimiento cutáneo y da lugar a las arrugas.

Grasa: una piel grasa es aquella que tiene una acumulación excesiva de sebo, debido a que las glándulas sebáceas producen más del que la piel necesita.

Poros: si la piel tiene los poros grandes y abiertos, su aspecto es apagado, graso y poco saludable.

Manchas: son alteraciones en la coloración de la piel que pueden ser producidas por diversas causas, como las hormonas o la exposición solar excesiva, entre otras.

En este vídeo podéis ver cómo se realiza el diagnóstico digital que nos permitirá conocer el estado de la piel.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*