Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

¿Por qué se producen las arrugas y cómo se combaten?

Las arrugas son una de las consecuencias del proceso de envejecimiento, ya sea fisiológico o inducido. Con la edad, la división celular se hace más lenta, lo que provoca que la red de elastina, las fibras de colágeno, el grado de humedad, … que mantienen el tono de la piel, disminuyan en calidad y cantidad, lo que hace que el tejido se afloje dando lugar a depresiones en la superficie. Es lo que conocemos como arruga.

Las arrugas pueden clasificarse en función de diversos aspectos, como su profundidad, el orden de aparición o el origen. Este último aspecto es el más utilizado y da lugar a los siguientes tipos:

Arrugas gravitacionales

Son las causadas por la gravedad, ya que esta fuerza también actúa en nuestra piel, tirando suavemente de ella hacia abajo. La resistencia para oponerse a la fuerza de la gravedad viene arrugasdeterminada por los genes y el tipo de piel. Dentro de estas arrugas se encuentran las llamadas líneas de marioneta (de los labios hacia abajo).

Arrugas dinámicas

El movimiento de los músculos del rostro está en el origen de estas arrugas, pues cada vez que fruncimos la cara para sonreír, o por el sol, por estrés, … estamos creando patrones que pueden convertirse en líneas de expresión y arrugas, ya que a largo plazo el movimiento repetitivo va dejando su huella visible en la piel.

Estas arrugas se hacen más evidentes con la pérdida de elastina y colágeno de la piel.

Como ejemplo podemos nombrar las arrugas en la frente y las llamadas patas de gallo en el contorno de los ojos.

Arrugas de origen mixto

Como su nombre indica, son debidas a una combinación de los efectos anteriores: gravedad y movimiento repetitivo.

Un ejemplo son las arrugas del cuello formadas por la acción de la gravedad y la repetición del gesto de subir y bajar la cabeza.

Existen muchas formas de minimizar, evitar y corregir las arrugas:

-Asegurándonos de que nuestra piel tenga un nivel adecuado de elastina y colágeno, que son los responsables de mantenerla firme y lozana. El colágeno se altera por la exposición al sol o por una inadecuada alimentación y estilo de vida (estrés, sueños, etc).

-Disminuyendo los radicales libres, causantes del envejecimiento prematuro de la piel. Esto se logra evitando el consumo de tóxicos, reduciendo el de carnes rojas y aumentando el de frutas, verduras y hortalizas, que son productos ricos en antioxidantes capaces de combatir estos radicales y minimizar sus efectos negativos.

En resumen, podemos decir que la mejor forma de conseguirlo es cuidando nuestra piel y siguiendo un estilo de vida saludable. 

Doctora Concepción Llorens, experta en medicina estética.