Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

Rejuvenece comiendo I

Según la Comisión de Nutrición del Colegio de Médicos de Madrid “comer bien proporciona energía celular y reconstrucción molecular”.

La nutrición antiedad, como parte fundamental de una buena alimentación, tiene por objetivo evitar que el oxígeno excedente de las funciones celulares pase a la sangre. Los alimentos antioxidantes absorben este oxígeno excedente, que es el causante del envejecimiento, por lo que el consumo de este tipo de alimentos es especialmente recomendable para mantenerse joven.

La piel está constantemente sometida a una enorme presión oxidante, lo que provoca la aparición de arrugas. Los estudios más recientes demuestran que la ingesta legumbresde antioxidantes (vitaminas C, E) ayuda a proteger el cuerpo de la oxidación y disminuye la probabilidad de que se formen pliegues en la zona facial. Así, un estudio de la Universidad Charité, de Alemania, afirma que “las personas que tienen una gran proporción de antioxidantes en la piel parecen mucho más jóvenes”.

Los alimentos más recomendables en este sentido son: legumbres, quinoa, huevos, arroz, aceite de oliva, soja y derivados, verduras y frutas.

A continuación, vamos a ver las características y beneficios que proporcionan estos alimentos, así como la forma de consumo más aconsejable. Dejaremos para el siguiente post las verduras y frutas.

Legumbres

Son ricas en proteínas de carácter vegetal, hidratos de carbono, fibra, minerales y vitaminas.

Quinoa

No es propiamente un cereal, aunque forme granos y semillas. Se trata de una planta que se cultiva en algunos países de Sudamérica (Bolivia, Perú, …) y en Estados Unidos. El sabor de la quinoa recuerda al del arroz integral y fue el alimento básico de los incas durante miles de años.

Es rica en proteínas, calcio y hierro. Además, tiene un buen balance de aminoácidos, a partir de los cuales se generan las proteínas: es excepcionalmente alta en lisina, un aminoácido no muy abundante en el reino vegetal; contiene todos los aminoácidos esenciales, particularmente arginina e histidina, que son básicos para la formación de las cadenas proteicas.

Comer quinoa además de aportar una buena cantidad de nutrientes al organismo y a la piel, restablece la hidratación cutánea, por lo que está especialmente recomendada para mejorar pieles sensibilizadas, secas, desnutridas e irritadas.

Huevos

Son ricos en proteínas y vitaminas A, B, D y E.

Su consumo previene enfermedades cardiovasculares y cataratas; además, proporciona elasticidad y brillo a la pielHuevos y el cabello.

Arroz

Es rico en vitaminas del complejo B y, además, contiene importantes cantidades de tiamina, niacina, fósforo, riboflavina, potasio y fibras.

Su cáscara tiene un elevado contenido de silicio, que ayuda a mantener el tono de la piel y previene la flacidez cutánea.

Se trata pues de un cereal muy nutritivo, ideal para cualquier tipo de dieta o exigencia nutricional. Se recomienda consumir el arroz integral, ya que contiene parte del salvado de la cáscara y con aceite olivaello la mayoría de sus nutrientes.

Aceite de oliva

Contiene polifenoles que evitan la oxidación celular, que es la causante del envejecimiento.

Su consumo también mejora la estructura de la epidermis y retrasa el envejecimiento cutáneo desde el interior del organismo.

Soja y derivados

La soja evita el envejecimiento prematuro de la piel de tres maneras distintas: reteniendo la hidratación de la piel, actuando como antioxidante y estimulando la creación de colágeno.

La mejor forma de aprovechar sus propiedades es ingerirla en estado natural o en lecitina.

Doctora Concepción Llorens, experta en medicina estética.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*