Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

La piel mixta y su cuidado

La piel mixta es una combinación de la piel seca y la grasa y, por tanto, no sólo reúne las cualidades propias de estas dos tipologías, sino también los problemas asociados a cada una de ellas. Su característica fundamental es su diferente estructura ya que, mientras que las mejillas y el contorno de los ojos son zonas más secas, la zona T (frente, nariz y barbilla) presenta habitualmente brillos, Piel mixta cómo cuidarlagranitos y exceso de grasa. Además, suele ser especialmente sensible y tiende a presentar reacciones alérgicas si no se trata como se debe.

A pesar de ser un tipo de piel muy común es la más complicada de cuidar, puesto que hay que hidratar las zonas más secas sin engrasar las otras.

Para cuidarla lo ideal es tratarla como si fueran dos pieles distintas, es decir, utilizando productos específicos para pieles secas en las mejillas y el contorno de los ojos, y productos adecuados para pieles grasas en la llamada zona T. Es evidente que esto resulta trabajoso y requiere un tiempo extra del que a veces no disponemos; por ello, una alternativa más sencilla consiste en utilizar productos indicados para este tipo de cutis, que hidratarán tu piel y al mismo tiempo compensarán la producción excesiva de sebo.

A continuación, te proponemos unos cuidados básicos que deben formar parte de tu rutina de belleza diaria:

-Como sabes, es esencial mantener la piel siempre limpia. Para ello debes utilizar una loción limpiadora ligera, suficientemente hidratante para que, a la vez que calme la zona de las mejillas, resulte efectiva para remover la grasa en la zona T.

-Aplícate un tónico astringente muy suave en la zona T.

-La hidratación también es fundamental en este tipo de pieles. Lo más recomendable es que uses un producto de textura fluida y ligera, libre de aceites para no aumentar la sensación grasa.

-No olvides aplicarte el contorno de ojos para prevenir las patas de gallo.

-Utiliza siempre protector solar. Lo más conveniente es que elijas un gel ligero o una loción indicada para tu tipo de piel.