Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

La piel y su cuidado: desde el nacimiento hasta…(I)

La piel evoluciona desde el nacimiento y, por ello, es necesario distinguir diversas etapas según la edad y conocer las características propias de cada una, que determinarán los cuidados más aconsejables. Veamos las primeras etapas.

 
La piel del bebé

Tiene un pH inicial neutro y un poder tampón débil. Su capa córnea es más delgada de lo normal y ello supone un insuficiente desarrollo de mecanismos de defensa y una La piel del bebédeficiente flora cutánea protectora.

La actividad sudoral es limitada (no es completa hasta los dos años), y también es menor la sebácea, lo que da lugar a una mayor sequedad cutánea.

La piel del bebé es más delgada y con menos vello, y por ello tiene mayor permeabilidad, lo que la hace más sensible a la toxicidad de productos de aplicación tópica.

Debemos cuidarla desde el nacimiento, hidratándola y teniendo especial cuidado en protegerla de los agentes externos irritantes.

 
La piel del adolescente

La secreción sebácea aumenta su producción y se modifica su composición como consecuencia de la estimulación hormonal. Se produce una proliferación patológica de la flora bacteriana propia de los folículos sebáceos.

Las hormonas propias de esta La piel del adolescenteetapa juegan un papel importante en el desarrollo de comedones, puntos negros y acné. La afluencia masiva de leucocitos, con la correspondiente liberación de mediadores de la inflamación, dará finalmente lugar a la aparición de pápulas, pústulas y otras lesiones que pueden incluso dejar cicatrices permanentes.

Limpiar el cutis diariamente es muy importante, así como el uso de productos adecuados: debemos utilizar aquellos especialmente formulados para estos casos y que mantengan el balance ácido de la piel para defenderla de las bacterias. A esta edad se debe nutrir e hidratar la piel con una crema suave, no grasa.

 
La piel a los 20 años 

En esta etapa es habitual que disminuya la actividad física al aire libre y se adquieran hábitos dañinos para la piel, como el consumo de tabaco o alcohol. En el caso de las mujeres, hemos de La piel a los 20 añosañadir por su importancia la ingesta de anticonceptivos hormonales no siempre adecuados, y el uso de agresivos maquillajes perjudiciales para la epidermis.

En general, el proceso de envejecimiento de la piel suele iniciarse a los 25 años y las primeras arrugas pueden aparecer a los 40. Se trata de un fenómeno a la vez complejo y paradójico: “se empieza a envejecer en plena juventud”.

En esta etapa tan temprana hay que iniciar la prevención de este envejecimiento; por ello, la limpieza, hidratación y nutrición es muy importante, y el uso de filtros UV resulta imprescindible.

 
Doctora Concepción Llorens, experta en medicina estética.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*