Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

Cambiar de crema: ¿un capricho, una moda o una necesidad?

Con frecuencia oimos decir que cuando una crema lleva utilizándose bastante tiempo la piel se acostumbra y ésta pierde su eficacia.

Aunque sin duda se trata de una afirmación gratuita, lo cierto es que cambiar de cosmético de vez en cuando resulta beneficioso para la piel. Veamos por qué y cuándo.

En primer lugar, hemos de tener presente que las necesidades de la piel no son siempre las mismas: cambian con el paso del tiempo, son diferentes en una estación del año que en otra, también varían si hacemos beneficios de cambiar de cremao no cierto deporte o si empezamos uno nuevo, si estamos o no embarazadas, si nuestro nivel de estrés es alto o bajo, o si pasamos de vivir cerca del mar a vivir en el interior, de un entorno limpio a otro contaminado, …

Los cuidados de nuestra piel, como vemos, vienen determinados por múltiples factores y, por ello, lo más aconsejable es utilizar la crema que contenga los ingredientes cosméticos que necesitemos en cada momento y que, como hemos comentando, variarán en función de ciertas circunstancias y condiciones; por ejemplo, a medida que vayamos cumpliendo años nuestra piel necesitará activos que le aporten mayor nutrición y que traten los signos del envejecimiento cutáneo.

Siempre que cambiemos de cosmético hemos de tener presente que las células tardan como mínimo 3 semanas en regenerarse y que, además, los activos de las cremas necesitan cierto tiempo para lograr modificar el comportamiento de las células. Por ello, los expertos recomiendan utilizar la misma crema durante no menos de 2 meses, que es el tiempo medio que necesita la piel para asimilar los principios activos de los cosméticos.

Doctora Concepción Llorens, experta en medicina estética.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*