Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

Cuidados especiales para una etapa especial: menopausia

menopausiaEn la menopausia se producen cambios en nuestro cuerpo que afectan a diferentes órganos. Entre estos hemos de destacar la disminución de la producción de hormonas por los ovarios, y el aumento de la transpiración natural, lo que da lugar a una mayor pérdida de vitaminas, minerales y estrógenos.

Estos cambios, lógicamente, también afectan a la piel. Veamos cómo:

-El colágeno disminuye y, en consecuencia, también lo hace el grosor de la piel.

-Aumentan las líneas de expresión y el tamaño de los poros.

-La piel pierde su vitalidad y firmeza.

-Los estrógenos actúan sobre la dermis aumentando la síntesis de ácido hialurónico y, por tanto, el contenido dérmico de agua. Al disminuir los niveles de esta hormona, la piel se vuelve más seca.

-Las glándulas sebáceas reducen su actividad.

Esta etapa, por tanto, requiere unos cuidados faciales específicos que a continuación detallamos:

1. En relación con la limpieza, fundamental para mantener una correcta higiene facial: a la hora de elegir los productos indicados para ello debemos tener en cuenta que lo mejor es utilizar aquellos que no modifiquen el Ph de la piel, es decir, los denominados neutros.

2. En lo que se refiere a la hidratación, imprescindible para la renovación de la capa córnea: lo más aconsejable es utilizar cremas con principios activos emolientes, que ayudan a recuperar la flexibilidad de la piel. En cuanto al momento de aplicación, lo mejor es hacerlo justo después de ducharnos, que es cuando los poros están abiertos y, por tanto, los productos penetran más fácilmente. También es importante aplicarse la crema dos o tres veces al día.

3. Respecto a la protección solar, fundamental para retrasar el envejecimiento cutáneo y la aparición de manchas: debemos utilizar protectores solares durante todo el año, incluso los días nublados, y hacerlo en el tiempo y forma adecuados, es decir, media hora antes de exponernos al sol y renovar el protector cada dos horas si se continua expuesto al mismo.

4. En lo que se refiere a los hábitos de vida saludables y la adecuada alimentación: hemos de resaltar lo perjudicial que resulta para la piel el consumo de alcohol y tabaco, ya que el primero la deshidrata y el segundo destruye la epidermis, impidiendo que nuestra piel se oxigene y revitalice.

En cuanto a la alimentación, conviene tener presente que cuanto mejor nutridos estemos mejor lucirá  nuestra piel; y, por ello, es importante incluir en nuestra dieta alimentos ricos en antioxidantes, vitaminas y minerales.

Doctora Concepción Llorens, experta en medicina estética.

 

El vino también puede cuidar nuestra piel: vinoterapia

La vinoterapia consiste en la utilización de uva, mosto o vino directamente, o bien productos cosméticos elaborados a partir de éstos, para el cuidado de la piel.

Los tratamientos más utilizados incluyen baños y masajes y suelen comenzar con una exfoliación vinoterapiapara eliminar las células muertas y facilitar así la absorción y penetración del producto.

Su origen se sitúa en Francia, a principios de los años 90, y cada vez son más los centros de estética, balnearios y spas españoles que incorporan esta técnica a su carta de tratamientos, especialmente aquellos que se encuentran en zonas vinícolas relevantes (Rioja, Ribera, Priorat, …) y conectadas al turismo en torno al vino.

La vinoterapia está basada en las propiedades cosméticas de la uva y sus derivados:

-La uva tiene un elevado contenido en polifenoles, que son compuestos químicos caracterizados por su alto poder antioxidante. Gracias a ellos es posible inhibir los negativos efectos de los radicales libres, responsables del envejecimiento celular y, por tanto, de la aparición de arrugas.

-Los flavonoides presentes en la uva y sus derivados también tienen efectos antioxidantes y antiinflamatorios; además, aumentan la resistencia capilar mejorando así la circulación sanguínea.

-Las pepitas de uva contienen ácidos grasos esenciales que el organismo necesita para mantener en buen estado los tejidos. Por ello, los aceites elaborados a partir de estas semillas nutren la piel y le aportan firmeza y suavidad.

Como consecuencia de las propiedades anteriores, a los tratamientos de vinoterapia se le atribuyen diversos efectos:

-Retrasan el envejecimiento celular, aportando vitalidad y energía a la piel.

-Tonifican e hidratan la piel.

-Ayudan a mantener su elasticidad y firmeza.

-Mejoran la circulación.

-Liberan tensiones y proporcionan una agradable sensación de relax.

Algunos secretos para prolongar el bronceado

Seguramente a estas alturas del verano tu piel tiene un tono moreno que te gustaría conservar el mayor tiempo posible. Sigue estos consejos y conseguirás mantenerlo.

 1. Exfolia tu piel

Es fundamental eliminar las células muertas que se han ido acumulando en nuestra piel durante los meses de verano. Esto nos ayudará a mejorar el proceso de renovación celular y, por tanto, el aspecto de nuestra piel.

 2. Hidrátala a diario

Si tenemos la piel seca es más probable que ésta se descame,  lo que dará lugar a la pérdida del bronceado; para evitarlo, debemos hidratar nuestra piel todos los días. Lo más recomendable es aplicarnos una crema hidratante por la mañana y una reparadora antes de acostarnos; de este modo, nutriremos nuestra piel y le devolveremos su elasticidad y firmeza.

prolongar bronceado

 3. Bebe agua

En este blog ya hemos hablado de la importancia de mantener la piel hidratada tanto por dentro como por fuera, ya que de la hidratación de la piel depende su flexibilidad y resistencia. Lo más aconsejable es beber 1 litro y medio de agua al día, distribuido a lo largo de la jornada.

 4. Cuida tu alimentación

El consumo de alimentos ricos en betacarotenos, como las zanahorias, las espinacas, el melón y el melocotón, ayuda a mantener el bronceado durante más tiempo y con mayor intensidad.

 5. También pueden ayudarte los autobronceadores

Son menos perjudiciales para la salud que los rayos UVA y, además de dar color, hidratan la piel y prolongan el tono moreno.

Doctora Concepción Llorens, experta en medicina estética.

La lecitina no sólo ayuda a tu corazón

La lecitina es un compuesto graso que se obtiene habitualmente de los granos de soja (lecitina de soja), aunque también es posible extraerla de la yema de huevo.

Este complejo graso está presente de forma natural en nuestro organismo y resulta fundamental para el buen funcionamiento de las glándulas y para mantener la estructura de propiedades lecitinalos tejidos nerviosos, lo que unido a su contenido en fósforo, hace que sea beneficioso para el sistema nervioso y la memoria.

Pero, la lecitina es especialmente conocida por su capacidad para reducir el nivel de colesterol y triglicéridos en sangre, contribuyendo así a proteger las venas y arterias de la dañina acumulación de grasa y, en definitiva, a prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Además, la lecitina forma parte de la pared celular y puede contribuir a la regeneración de las células y la consecuente renovación de los tejidos, de ahí su presencia en la industria cosmética, ya que:

-Refuerza la cohesión de las células cutáneas, volviendo así la piel más flexible.

-Gracias a su contenido en fósforo y vitaminas A, E y K, la lecitina ayuda a mantener la elasticidad de la piel y favorece su hidratación.

-Actúa como antioxidante.

-Ayuda a combatir problemas cutáneos habituales, como acné, seborrea, psoriasis, …