Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

Ingredientes naturales en cosmética II: cacao, especias y algo más

En el último artículo hemos hablado de los beneficios que, en general, pueden aportar a nuestra piel los ingredientes naturales, centrándonos en las propiedades de algunas de las frutas más utilizadas y apreciadas en cosmética. Hoy, para completar el tema, queremos hablaros de otros ingredientes naturales cada vez más valorados y presentes en la composición de productos destinados al cuidado de la piel: cacao, miel, leche de burra, caña de azúcar y algunas especias.

Cacao: su riqueza en vitaminas A, B, D, E y K le han convertido en un activo ideal para tratamientos ingredientes naturales en cosméticarevitalizadores o antiedad, ya que regenera la piel, estimula la renovación celular y, además, aporta suavidad al cutis.

Leche de burra: se ha utilizado como tratamiento de belleza desde la antigüedad por sus excelentes propiedades para el cuidado de la piel, a las que se añade un nivel de tolerancia óptimo en cualquier tipo de piel. Tiene una gran variedad de vitaminas (A, D, C,…) y también es rica en calcio, magnesio, hierro, proteínas y aminoácidos, lo que le confiere notables propiedades regeneradoras, hidratantes y nutritivas.

Caña de azúcar: contiene ácidos de frutas, minerales y polifenoles, que retardan el envejecimiento cutáneo. Este producto, además de ser un excelente exfoliante, lo podemos encontrar en la composición de cosméticos indicados para hidratar, reparar y suavizar el cutis.

Miel: desde siempre es sabido que la miel ayuda a calmar la piel irritada; pero no sólo sirve para esto, ya que también hidrata y regenera el cutis, gracias a las vitaminas, sales minerales, aminoácidos y glúcidos que posee.

Especias

Son ingredientes habituales en nuestra cocina y se usan para condimentar nuestros platos o aportarles una dosis de originalidad; ahora, también han encontrado un lugar en el cúrcuma en cosméticacampo de la cosmética. Veamos a continuación algunas de las especias más utilizadas:

Jenjibre: es un tonificante excelente, lo que se debe a su capacidad para estimular el intercambio celular, mejorando así el potencial energético de la piel.

Canela: se considera un activo idóneo para pieles estropeadas y carentes de vitalidad, ya que revitaliza el cutis y le aporta luminosidad.

Vainilla: contribuye a regenerar la piel, la hidrata y nutre en profundidad, lo que da como resultado un cutis especialmente suave.

Cúrcuma: probablemente sea la menos conocida de todas, pero no por ello menos importante para el cuidado de la piel. Su mayor virtud reside en la capacidad que tiene de inhibir la elastasa, enzima a la que se atribuye el poder de destruir la elastina y provocar así la aparición de arrugas.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*