Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

Alimentos para hidratar la piel por dentro

El agua es el compuesto químico más importante de nuestro cuerpo, y no sólo porque supone aproximadamente el 60% de su peso, sino porque además es el responsable de regular la temperatura corporal, transportar los nutrientes y el oxígeno a las células, y eliminar las toxinas del organismo, todas ellas funciones vitales esenciales. Además, el consumo de agua permite mantener la piel hidratada, lo que es fundamental para que ésta conserve su flexibilidad y resistencia: si tu piel no tiene un nivel de hidratación adecuado, será más vulnerable a alimentos hidratanteslas agresiones externas, entre las que el sol es sin duda la más importante por su casi continua presencia.

De la importancia de hidratarnos por dentro y por fuera ya tratamos hace algún tiempo, centrándonos principalmente en lo que conviene hacer para mejorarla desde el exterior. En esta ocasión queremos informaros de una serie de alimentos que, por su alto contenido en agua, os ayudarán a mejorar la hidratación de la piel desde el interior; además, estos alimentos incluyen otros elementos con propiedades muy beneficiosas, tanto para el organismo en general como para la piel en particular:

-Apio: contiene gran cantidad de agua (96%) y fibra. También es rico en  betacarotenos que, como sabes, promueven la formación de vitamina A, necesaria para mantener la piel en buen estado. Además, aporta minerales, entre los que destacan el sodio, calcio, cinc y hierro.

-Pepino: su contenido en agua supera el 90%; también tiene potasio, sodio, fibra, vitaminas y betacarotenos. Si queremos aprovechar estos últimos hemos de tener presente que se encuentran casi exclusivamente formando parte de la piel.

-Tomate: tiene un 94% de agua y, además, gracias a su contenido en licopeno, contribuye al rejuvenecimiento de las células cutáneas.

-Lechuga: como es sabido, casi toda esta hortaliza es agua (96%); pero además es muy rica en vitamina C, lo que determina sus propiedades antioxidantes y su capacidad para fomentar la producción, mantenimiento y estabilidad del colágeno.

-Espinaca: además de tener un 90% de agua, la espinaca destaca por su contenido en fibra, calcio, potasio e hidratos de carbono, elementos que son imprescindibles para el organismo. También aporta vitamina C, aunque sólo  se puede aprovechar si se consume cruda; y luteína, elemento que actúa como protector frente a la acción de los radicales libres.

-Melón y sandía: ambas frutas tienen gran cantidad de agua (92%) y otros componentes beneficiosos, como magnesio, sodio, calcio, potasio y  vitamina C.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*