Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

¿Sabes cómo influye tu alimentación en la piel?

Todos sabemos que la alimentación es fundamental para la salud, puesto que es la fuente principal de nutrientes del organismo y sin ellos no es posible que éste realice las funciones vitales; pero, quizás no seamos tan conscientes de que, además, sus efectos también son visibles, ya que en gran medida la alimentación determina nuestro aspecto físico general, lo que por supuesto  incluye el de nuestra piel.

La conclusión, por tanto, es evidente: para conseguir un cutis radiante y libre de impurezas es imprescindible tener muy en cuenta qué alimentos ingerimos. ¡Toma nota de algunos consejos!

alimentos piel

Aceites esenciales y nutrientes

Para retrasar el envejecimiento de la piel es fundamental que desde el organismo puedan llegar a las células cutáneas los nutrientes y aceites esenciales que necesitan: el aguacate, el aceite de oliva y el aceite de onagra te ayudarán a conseguirlo gracias a su contenido en ácidos grasos, aportando mayor luminosidad y elasticidad a tu piel.

El huevo también es un alimento muy aconsejable para tener una piel bonita: es rico en proteínas, que son nutrientes necesarios para que el organismo pueda reparar y construir sus estructuras, y en vitaminas A, B, D y E, que favorecen los procesos de renovación celular y previenen el envejecimiento prematuro.

 Vitamina C

Dos son sus propiedades más destacables: por un lado, protege las células de los negativos efectos de los radicales libres, combatiendo así el envejecimiento celular; y por otro, es imprescindible para la producción, mantenimiento y estabilidad del colágeno.

Entre los alimentos con un alto contenido en vitamina C podemos destacar el pimiento, la naranja, las coles de Bruselas, la coliflor, las espinacas y las fresas. ¡No olvides que para aprovechar todo su contenido debes consumir estos alimentos crudos!

Alimentos para hidratar la piel

De los alimentos que más contribuyen a mantener la piel hidratada nos ocupamos hace un par de semanas (podéis leer el post aquí), por lo que no nos extenderemos más. Tan sólo queremos recordaros que, a través del sudor, constantemente perdemos líquidos y minerales, por lo que, además de incorporar a nuestra dieta diaria los alimentos que comentamos en el anterior post, es fundamental beber agua: entre 6 y 8 vasos diarios es una cantidad adecuada para mantener la elasticidad, flexibilidad y nivel de hidratación de la piel.

Como hemos visto, cuidar nuestra piel desde el interior, a través de una alimentación adecuada, es esencial para mantenerla sana y bonita, pero esto no significa que debamos olvidarnos de su cuidado exterior: la limpieza diaria y las exfoliaciones semanales también son fundamentales, ya que con ello eliminamos la suciedad y las células muertas, mejorando su aspecto y, lo que es aún más importante, la oxigenación de la piel.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*