Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

La piel del hombre: cuidados faciales según la edad (II)

La semana pasada comentamos las principales diferencias entre la piel del hombre y la de la mujer, y cómo esto, unido a la edad, determina los cuidados faciales más convenientes. En ese primer post nos centramos en la franja de edad que va de los 20 a los 30 años y hoy, continuando con el tema, queremos ocuparnos del grupo de edad comprendido entre los 30 y los 50 años.

El tiempo ya nos pisa los talones y su sombra deja surcos cada vez más profundos. Comienzan a aparecer los primeros signos de envejecimiento cutáneo: arrugas de expresión, patas de gallo, …, y, a medida que pasa el tiempo, estas cuidado-piel-hombre-iiprimeras marcas se vuelven más profundas y por ello más visibles, fundamentalmente en la zona del entrecejo, la frente y el contorno de los ojos; además, la elasticidad y firmeza de la piel disminuyen.

Cada vez son más importantes y necesarios los cuidados dirigidos a combatir estos efectos. Para hacerlo más eficazmente conviene diferenciar la zona de los ojos y priorizar ciertas características y aspectos de nuestra piel.

Prevenir las arrugas

Para retardar su aparición, lo más conveniente es aplicar diariamente una crema facial anti-arrugas adecuada a la edad.

El contorno de los ojos

A pesar de que en los hombres la piel del contorno de los ojos es significativamente más gruesa, también se trata de una zona más sensible que el resto. Para cuidarla adecuadamente es aconsejable utilizar un producto específico para esta zona que nos ayude a prevenir y retrasar su deterioro.

La pérdida de elasticidad

A los 30 años la piel empieza a perder su elasticidad y firmeza. Estos efectos se aprecian más con el paso del tiempo, pero conviene empezar ya a utilizar cremas que contengan principios activos especialmente indicados para  combatirlos.

Cuidado con el sol

Como sabéis, exponernos al sol durante un tiempo prolongado y no utilizar un protector solar adecuado contribuye a acelerar el inevitable envejecimiento cutáneo. Para amortiguar en lo posible este proceso es fundamental utilizar en todo momento cremas que lleven incorporada protección solar.

Después del afeitado

El uso de una loción después del afeitado debe formar parte del ritual. Lo más aconsejable para evitar irritaciones de la piel, ayudar a cerrar los poros y evitar la aparición de arrugas prematuras es el uso de una loción hidratante que no contenga alcohol.