Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

Consejos para mantener tu piel perfecta en Navidad

Estamos en época de celebraciones y son habituales las comidas o cenas con compañeros de trabajo, amigos y familiares. Entre tantas fiestas y quizás excesos resulta difícil mantener un buen aspecto y, sin embargo, todos tenemos un interés especial en ello.

Para que puedas lograrlo, hoy queremos recomendarte los cuidados faciales o tratamientos profesionales más adecuados a tu piel en función de tu edad, para que esta Navidad tengas un aspecto inmejorable y puedas mostrar en cada ocasión tu mejor imagen.

piel-perfecta-en-navidadA los 20 años

Para tener una piel perfecta basta con que seas constante con la rutina de belleza básica que, como sabes, consiste en limpieza, hidratación y protección solar.

Aún así, si quieres ir más allá y mejorar el aspecto general de tu piel, puedes hacerte un peeling superficial. Se trata de un tratamiento estético que promueve la regeneración cutánea, al eliminar las células muertas que se encuentran en las capas más superficiales. El resultado es una piel más sana, más limpia, y en perfectas condiciones para absorber los cosméticos que nos apliquemos a continuación.

 A los 30 años

A partir de los 30 años es aconsejable utilizar cosméticos específicos para prevenir el envejecimiento cutáneo y combatir las líneas de expresión: crema facial, contorno de ojos y serum.

Las mascarillas faciales te ayudarán a conseguir una piel más luminosa y bonita. Elige la más adecuada a las necesidades de tu piel (vitamínica, antiaging, etc) y aplícatela sobre el rostro una o dos veces por semana.

A los 40 años

A esta edad las manchas y arrugas se acentúan. Mejorar el aspecto de la piel y unificar su tono requiere por ello más esfuerzo y constancia.

Para mejorar su aspecto de cara a las Navidades te recomendamos que utilices un serum iluminador y cremas faciales para combatir las arrugas profundas. ¡Y no olvides el protector solar!

A los 50 años

Los cambios hormonales aceleran el envejecimiento cutáneo, las arrugas se intensifican y la piel pierde elasticidad. Los tratamientos de radiofrecuencia y mesoterapia te ayudarán a mejorar el aspecto de tu rostro.

El primero está indicado para tratar la flacidez y el envejecimiento de la piel. El efecto inmediato es la retracción del colágeno, lo que permite que todo el tejido adquiera firmeza; a más largo plazo se consigue la reestructuración del colágeno profundo, lo que incluye la formación de nuevas fibras que sustituyan a las envejecidas y hagan más elásticos los tejidos, mejorando así el estado de la piel y mitigando las huellas del paso del tiempo.

El objetivo de la mesoterapia es aumentar la cantidad y profundidad de penetración de sustancias en la piel.  De este modo, los principios activos pueden llegar al interior de las células y actuar con la máxima eficacia.

A partir de los 60 años

A esta edad la piel se vuelve más seca y todos los signos de envejecimiento que hemos comentado (arrugas, flacidez, …) empeoran. Llegado este momento, lo más adecuado es tomar complementos nutricionales que contengan Omega3, vitaminas A, E y C, Zinc, selenio, betacarotenos, …

En cuanto a los tratamientos profesionales que puedes realizar en esta Navidad, la mesoterapia y la radiofrecuencia facial son especialmente adecuadas.

Descamación de la piel: prevención y tratamiento

La descamación de la piel, también llamada exfoliación, es un proceso natural de renovación de la epidermis que, como sabéis, consiste en eliminar las células muertas acumuladas, consiguiendo así estimular la regeneración celular. Normalmente se produce en la cara, los brazos, las manos y los dedos, y puede afectar tanto a las pieles secas como a las grasas.

Aún cuando, como hemos dicho, la exfoliación se produce de forma natural, hay determinados factores externos que pueden forzar este proceso al provocar una deshidratación cutánea excesiva (menos de 10% de agua en el estrato córneo), en cuyo caso, la descamación suele ir acompañada de una desagradable sensación de picor. Entre estos factores podemos destacar el frío invernal, las quemaduras solares, la calefacción o el aire acondicionado excesivo; incluso, la descamación puede ser resultado de algún trastorno dermatológico o el síntoma de cierta enfermedad, como la diabetes o un déficit vitamínico; tampoco podemos descartar que se trate simplemente del efecto secundario de cierto medicamento.

descamacion-de-la-pielPara prevenir este problema o tratarlo si es que lo sufres, te aconsejamos que tomes nota de las siguientes recomendaciones:

-Dúchate en lugar de bañarte y hazlo con agua templada.

-Utiliza un jabón o gel de ducha suave y que ayude a preservar el manto protector de la piel.

-Diariamente, aplícate crema hidratante o emoliente en todo el cuerpo. Con una crema hidratante conseguirás aumentar la cantidad de agua del estrato córneo y con una crema emoliente lograrás suavizarlo.

-Una vez a la semana, ponte una mascarilla facial hidratante. Te ayudará a evitar la pérdida de agua.

-Aumenta el consumo de alimentos que contengan Omega 3 y el de verduras ricas en betacarotenos;  bebe al menos 2 litros de agua al día.

-En la medida de lo posible, evita los cambios bruscos de temperatura.

-Utiliza ropa de algodón o fibras naturales.

-Por último, no olvides protegerte del sol. Lo más recomendable es usar un fotoprotector emoliente de amplio espectro.