Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

Diatermia, mesoterapia virtual y cosmética funcional, tres aliados para revitalizar tu piel.

La diatermia es una terapia que consigue revitalizar la piel y estimular la producción de elastina y colágeno, mediante la utilización de corrientes de radiofrecuencia.

Esta última proteína, como seguramente sabéis, es fundamental para mantener la tersura de la piel y la firmeza de los músculos, gracias a la conjunción de los efectos térmico y antirradical que produce.

A los efectos revitalizantes de la diatermia para la piel, se suman ahora los beneficios de la mesoterapia virtual y la cosmética funcional, para conseguir la tecnología más avanzada y eficaz, indolora y no invasiva, que combate las alteraciones médico estéticas y estimula las funciones naturales de los tejidos, consiguiendo que la piel recobre su equilibrio natural, recupere su elasticidad, elimine la grasa y se oxigene restableciendo la correcta microcirculación en tratamientos faciales y corporales.

SYMMed, rejuvenecimiento de la piel

Diatermia por radiofrecuencia, mesoterapia virtual y cosmetica funcional para el rejuvenecimiento de la piel.

El tratamiento combinado de estas tres terapias produce múltiples efectos consiguiendo todos los beneficios con resultados visibles desde la primera sesión. A través de su efecto molecular e iónico ATERMICO el interior de la membrana celular recibe la energía necesaria para que las células puedan desarrollar sus funciones de forma correcta.

El efecto TERMICO bioestimulante aumenta la cantidad de nutrientes y oxígeno; mejora el drenaje intercelular al liberar a la célula del bloqueo de los metabolitos y desechos; acelera la síntesis de proteínas de choque térmico, responsables de reparar el tejido conjuntivo y favorecer la producción de colágeno; aumenta el metabolismo de las grasas y reduce el tejido adiposo y los radicales libres.

Su efecto HIPERTÉRMICO drenante, produce la hiperactivación del metabolismo y activa los procesos biológicos de regeneración en la zona tratada. Con ello se logra la vasodilatación y aumento del flujo sanguíneo, que provoca el aumento de la cantidad de oxígeno y nutrientes y la eliminación de desecho en los tejidos. Aumenta el metabolismo celular y la circulación de retorno de los sistemas venoso y linfático.

Limpieza o higiene facial: por qué hacerla y cuándo

El consumo de alcohol o tabaco, una alimentación inadecuada, la polución ambiental y las propias secreciones de la piel están en el origen de las impurezas que aparecen en nuestro cutis y que dificultan e incluso llegan a impedir que la piel respire adecuadamente.

Eliminar estas impurezas y hacer así posible una buena transpiración cutánea es imprescindible como paso previo a cualquier tratamiento facial específico.

La limpieza o higiene facial es una técnica profesional que elimina todas las impurezas acumuladas en la zona, tanto las de origen ambiental como las específicas de la piel (puntos negros, etc). Así la piel puede oxigenarse perfectamente y quedar limpia y radiante; además, estará en perfectas condiciones para recibir y aprovechar los tratamientos que se realicen a continuación.

El limpieza-higiene-facialprotocolo del tratamiento y los productos utilizados pueden variar dependiendo del centro, pero la norma general es que la higiene facial combine en una misma sesión varios tratamientos: exfoliación, peeling, mascarillas, y productos para tonificar e hidratar la piel en profundidad.

En lo que se refiere a la frecuencia con que es aconsejable realizar la limpieza cutánea, la respuesta depende del tipo de piel. Así:

-Si se trata de un cutis con tendencia a padecer acné, convendrá realizar una higiene facial una vez a la semana o cada quince días.

-Si tu piel es mixta, una vez al mes o cada 20 días será suficiente.

-En las pieles especialmente sensibles, la frecuencia depende directamente del grado de sensibilidad, siendo aconsejable en todo caso que se realice al menos una vez al mes.

Diatermia: una técnica muy efectiva para revitalizar la piel

La diatermia es una terapia que consigue revitalizar la piel y estimular la producción de elastina y colágeno, mediante la utilización de corrientes de radiofrecuencia.

Esta última proteína, como seguramente sabéis, es fundamental para mantener la tersura de la piel y la firmeza de los músculos, gracias a la conjunción de los efectos térmico y antirradical que produce.

Mediante el primero, se incrementa el metabolismo celular, desencadenando una vasodilatación que favorece la oxigenación, el aporte de nutrientes y la eliminación de desechos orgánicos; indirectamente, también estimula el drenaje linfático. Y mediante el efecto antirradical, se normaliza el metabolismo celular, evitando la formación de radicales  libres y la oxidación de los tejidos, que son las causas principales del envejecimiento cutáneo.

Diatermia revitalizar pielDado que su acción se desarrolla desde la epidermis hasta el periostio (membrana que recubre el hueso), su efecto revitalizador alcanza a todos los tejidos que se encuentran en la zona tratada, lo que hace que esta terapia sea altamente eficaz. Si nos limitamos a su aplicación exclusivamente facial, se trata de una terapia indicada para combatir el envejecimiento de la piel y la falta de vitalidad, así como para estimular la circulación.

Con esta técnica, además, se consigue aumentar el índice de penetración dérmica, es decir, se favorece la absorción del cosmético que se aplique a continuación y, en consecuencia, su efectividad aumenta considerablemente. Por ello, también se utiliza como tratamiento preliminar para favorecer la absorción de cosméticos.

Cómo tratar eficazmente las manchas solares

En el último post recomendábamos unas sencillas pautas para recuperar el buen estado de la piel tras los estragos del verano. Hoy queremos dedicar este artículo a uno de los tratamientos profesionales más eficaces para tratar un problema muy común en esta época del año: las manchas cutáneas.

En primer lugar conviene recordar que se trata simplemente de un problema de hiperpigmentación, es decir, del oscurecimiento de un área específica de la piel, que es provocado por un aumento significativo de la melanina. Son diversos los factores, tanto internos como externos, que originan este problema, entre los que podemos citar los cambios hormonales y la ingesta de ciertos medicamentos; sin embargo en la mayoría de los casos es el sol quien está en el origen del problema. Si os interesa una información más extensa sobre el tema, podéis consultar el artículo que publicamos hace unos meses pinchando en este enlace.manchas solares piel

La luz pulsada intensa (IPL) es una avanzada tecnología desarrollada para tratar la más amplia gama de lesiones antiestéticas benignas, sea cual sea el tipo de piel. Entre sus características más positivas podemos destacar su capacidad para reducir las diferencias cromáticas, tanto de origen melánico (manchas solares) como vascular y conseguir así un tono cutáneo uniforme.

Este sistema, al calentar la piel en profundidad,  es capaz de penetrar en la misma y estimular la creación de nuevo colágeno y elastina, con lo que se consigue además una notable mejoría de su calidad y permite que ésta recupere su aspecto suave y terso de forma duradera.

Plantas y aromas que cuidan tu piel: aromaterapia

Por los importantes y numerosos beneficios que pueden proporcionar a la piel, las plantas han sido protagonistas de este blog en varias ocasiones. Al hacerlo, siempre nos hemos centrado en su uso como ingrediente cosmético; en esta ocasión, queremos poner nuestra atención en una forma diferente y cada vez más frecuente de utilización: la aromaterapia.

aromaterapia aceites esencialesComo seguramente sabéis, se trata de una técnica de plena actualidad aún cuando se conoce y usa desde la antigüedad. En esencia, se trata de mejorar la salud física y mental mediante la inhalación o la aplicación directa sobre la piel de aceites vegetales concentrados, es decir, aceites esenciales. El proceso es el siguiente: al entrar en contacto con los lípidos de la superficie cutánea, estos aceites se disuelven en ellos y de este modo pueden penetrar en la piel y llegar así a los capilares. El torrente sanguíneo los distribuye por todo el cuerpo y da lugar a una mejora de las defensas inmunológicas y de la salud y vitalidad de los tejidos y células cutáneas. Si su aplicación sobre la piel se ve acompañada de un suave masaje, su efectividad se verá notablemente aumentada y los beneficios serán aún mayores.

Veamos ahora cuáles son los aceites más utilizados y sus propiedades:

-Argán: es muy hidratante, estimula la oxigenación celular, regenera la piel dañada y combate los radicales libres. Tras su aplicación, la piel recobra su luminosidad y vitalidad.

-Violeta: ejerce una acción lipolítica y antiedematosa, y además, potencia la acción de otras flores.

-Orquídea: retrasa el proceso de envejecimiento cutáneo y favorece la renovación celular.

-Romero: está especialmente indicado para tratar la piel grasa. También tonifica, estimula y revitaliza los tejidos y combate la flacidez y la hiperpigmentación.

-Rosa: es refrescante, antiinflamatoria, depurativa y antiarrugas.

Una forma eficaz de limpiar, desinfectar y mejorar la salud de tu piel: ozonoterapia

Hay numerosas terapias profesionales para mejorar la salud y el aspecto de nuestra piel y de muchas de ellas ya nos hemos ocupado en este blog: algunas están pensadas para abordar aspectos concretos, como por ejemplo la técnica de fotorrejuvenecimiento o la radiofrecuencia; otras, en cambio, aportan múltiples beneficios y son la ozonoterapiapor su polivalencia adecuadas para tratar problemas estéticos de un variado espectro. En esta ocasión queremos contaros qué es la ozonoterapia y cuáles son sus principales beneficios.

Se trata de una terapia que utiliza una combinación gaseosa de ozono y oxígeno: el gas penetra en nuestro organismo por los poros capilares y, a medida que aumenta el tiempo de exposición, va introduciéndose en los vasos sanguíneos cutáneos. Veamos ahora qué cualidades se le atribuyen:

1. En primer lugar hemos de indicar que esta terapia puede aplicarse en cualquier tipo de piel, aunque es especialmente recomendable para las personas con piel grasa o tendencia a padecer acné, y que se trata de una técnica no agresiva e indolora.

2. Limpia significativamente y elimina elementos tóxicos.

3. Mejora trastornos cutáneos, como acné o soriasis.

4. Favorece la circulación sanguínea y contribuye así a la regeneración del tejido cutáneo.

5. Ayuda a combatir los radicales libres, causantes del envejecimiento de la piel.

6. Tiene propiedades bactericidas, antisépticas, antiinflamatorias, cicatrizantes y calmantes.

7. Estimula y mejora la oxigenación de la piel.

Como resumen, podemos afirmar que con la ozonoterapia se consigue una piel más sana y se recupera su tersura y suavidad natural.

Cromoterapia: una técnica tan antigua como actual

La cromoterapia, también conocida como la terapia del color, es una técnica que consiste en emplear como fuente terapéutica la vibración asociada a los colores del espectro visible. Esta técnica se conoce desde la antigüedad  y formó parte importante de la medicina tradicional de grandes culturas, como la china, la india y la griega.

Cada color se corresponde con un modelo de vibración y se caracteriza por una frecuencia y longitud de onda específica. A pesar de que, en general, no somos conscientes de ello, estas ondas de energía ejercen sobre nosotros una influencia física, psíquica y emocional, y pueden lograr que nuestra energía vital permanezca en un estado idóneo para la autocuración.

CromoterapiaSe ha demostrado que los colores tienen la capacidad de restablecer el equilibrio del cuerpo, estimular la actividad orgánica y mejorar el estado de los tejidos en general. Esto se consigue modificando o equilibrando las vibraciones del cuerpo, logrando que sintonicen con la frecuencia responsable de la salud y la armonía corporal.

Veamos ahora cuáles son los colores que habitualmente se emplean para tratar o mejorar determinados aspectos de la piel y qué funciones realizan sobre la misma:

Ámbar: es antiinflamatorio, regenerante y antiarrugas.

Rojo: mejora la circulación y estimula la producción de colágeno y elastina.

Azul: está indicado para tratar el acné; también ayuda en la deshidratación.

Verde: es idóneo para pieles con problemas de pigmentación.

Violeta: combate la flacidez cutánea.

Peeling facial: mucho más que una limpieza perfecta

El peeling facial es un tratamiento estético de excepcional importancia en el cuidado de la piel. Su fin último es promover la regeneración cutánea mediante la eliminación de las células muertas que se encuentran en las capas más superficiales; al hacerlo, se obtienen otros efectos beneficiosos para la piel:

-Se estimula la producción de colágeno y, por tanto, mejora la elasticidad de la piel.

-Aporta luminosidad al cutis.

-Deja la piel limpia y en condiciones perfectas para absorber los cosméticos que nos apliquemos a continuación.

Peeling facialEn definitiva, se trata de un tratamiento con el que se consigue una piel más sana, más joven y con mejor aspecto, que no sólo regenera el cutis sino que además resulta idóneo para:

-Disminuir arrugas.

-Eliminar o atenuar las manchas propias de la edad o achacables a la exposición solar excesiva.

-Limpiar impurezas.

-Mitigar las secuelas del acné.

Existen distintos tipos de peeling, según se consideren dos aspectos del mismo; a saber, la profundidad del tratamiento y el método utilizado.

Si consideramos el primer criterio, hemos de diferenciar los siguientes peelings:

-Superficial: como su nombre indica, es aquel que actúa sólo en las capas más superficiales de la piel. Está indicado para las manchas y arrugas finas o, simplemente, para mejorar el estado general de la piel.

-Medio: su poder de penetración es mayor y, por ello, no sólo actúa en las capas más superficiales. Con este tipo de peeling es posible eliminar arrugas finas y medias, además de manchas cutáneas.

-Profundo: es el más efectivo pero también el más agresivo. Produce un efecto lifting y puede llegar a eliminar las arrugas marcadas.

Si tenemos en cuenta el segundo criterio diferenciador, es decir, la técnica empleada, podemos distinguir:

-Peeling químico: utiliza sustancias químicas, como ácido glicólico o retinoico.

-Peeling mecánico: los efectos deseados se consiguen mediante la abrasión mecánica por minúsculas partículas de piedras o cristales.

Por último, una advertencia, que no un consejo, fundamental: ¡después de hacernos un peeling no podemos exponernos al sol y hemos de utilizar un cosmético con un factor de protección solar alto!

Talasoterapia o cómo disfrutar del mar en invierno

El verano ya ha quedado atrás y poco a poco el otoño se hace cada día más presente. La temporada de playa ha concluido y con ella, los baños en el mar, tan beneficiosos para nuestra salud y especialmente para nuestra piel, quedan ahora reservados para los valientes; sin embargo, gracias a la talasoterapia, podemos seguir disfrutando de todos sus beneficios sin que ello suponga someter nuestro cuerpo al frío y el embate de las olas.

La talasoterapia consiste en esencia en la utilización de los diversos elementos marinos (agua de mar, barro, algas, …) con fines terapéuticos; por ello, los centros que Talasoterapiaofrecen estos tratamientos han de ubicarse cerca del mar, ya que la terapia sólo es completa si se realiza en un entorno marino.

Los tratamientos de talasoterapia aprovechan los múltiples beneficios de los componentes marinos y destacan por su gran polivalencia y efectividad:

-Están especialmente indicados para tratar ciertas patologías.

-Son muy efectivos para relajarse y aliviar situaciones de estrés.

-Contribuyen a retardar la aparición y el progreso de los problemas asociados al reúma.

-Su aportación a la estética es importante, ya que mejoran los tejidos, combaten la flacidez y la celulitis y retrasan el envejecimiento cutáneo.

Veamos ahora más en detalle qué ventajas proporcionan a nuestra piel los diversos componentes marinos:

-Agua de mar: su principal virtud es el efecto curativo que produce en nuestra piel. Al entrar en contacto con el agua salada, en la superficie cutánea tiene lugar un proceso físico-químico conocido como ósmosis como resultado del cual los elementos químicos diluidos en el agua de mar (yodo, sodio, potasio y otros oligoelementos) pasan a nuestro cuerpo a través de la piel; de este modo es posible renovar y aumentar su presencia en nuestro organismo.

-Algas: aunque su irrupción en la industria cosmética es relativamente reciente, se han convertido rápidamente en un componente esencial de multitud de tratamientos de estética, debido a la elevada proporción de vitaminas, proteínas y sales minerales que tiene, lo que les confiere propiedades antibióticas y antioxidantes.

-Barros marinos: su importancia deriva de la gran cantidad de minerales procedentes de la flora y fauna marina que contienen. Al aplicar el barro directamente sobre la piel, parte de estos minerales penetran en el organismo, de igual modo que los oligoelementos presentes en el agua del mar.

-Aire marino: su riqueza en yodo, ozono e iones negativos ayuda a calmar nuestro sistema nervioso y mejorar nuestras defensas.

El vino también puede cuidar nuestra piel: vinoterapia

La vinoterapia consiste en la utilización de uva, mosto o vino directamente, o bien productos cosméticos elaborados a partir de éstos, para el cuidado de la piel.

Los tratamientos más utilizados incluyen baños y masajes y suelen comenzar con una exfoliación vinoterapiapara eliminar las células muertas y facilitar así la absorción y penetración del producto.

Su origen se sitúa en Francia, a principios de los años 90, y cada vez son más los centros de estética, balnearios y spas españoles que incorporan esta técnica a su carta de tratamientos, especialmente aquellos que se encuentran en zonas vinícolas relevantes (Rioja, Ribera, Priorat, …) y conectadas al turismo en torno al vino.

La vinoterapia está basada en las propiedades cosméticas de la uva y sus derivados:

-La uva tiene un elevado contenido en polifenoles, que son compuestos químicos caracterizados por su alto poder antioxidante. Gracias a ellos es posible inhibir los negativos efectos de los radicales libres, responsables del envejecimiento celular y, por tanto, de la aparición de arrugas.

-Los flavonoides presentes en la uva y sus derivados también tienen efectos antioxidantes y antiinflamatorios; además, aumentan la resistencia capilar mejorando así la circulación sanguínea.

-Las pepitas de uva contienen ácidos grasos esenciales que el organismo necesita para mantener en buen estado los tejidos. Por ello, los aceites elaborados a partir de estas semillas nutren la piel y le aportan firmeza y suavidad.

Como consecuencia de las propiedades anteriores, a los tratamientos de vinoterapia se le atribuyen diversos efectos:

-Retrasan el envejecimiento celular, aportando vitalidad y energía a la piel.

-Tonifican e hidratan la piel.

-Ayudan a mantener su elasticidad y firmeza.

-Mejoran la circulación.

-Liberan tensiones y proporcionan una agradable sensación de relax.