Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

Consejos para mantener tu piel perfecta en Navidad

Estamos en época de celebraciones y son habituales las comidas o cenas con compañeros de trabajo, amigos y familiares. Entre tantas fiestas y quizás excesos resulta difícil mantener un buen aspecto y, sin embargo, todos tenemos un interés especial en ello.

Para que puedas lograrlo, hoy queremos recomendarte los cuidados faciales o tratamientos profesionales más adecuados a tu piel en función de tu edad, para que esta Navidad tengas un aspecto inmejorable y puedas mostrar en cada ocasión tu mejor imagen.

piel-perfecta-en-navidadA los 20 años

Para tener una piel perfecta basta con que seas constante con la rutina de belleza básica que, como sabes, consiste en limpieza, hidratación y protección solar.

Aún así, si quieres ir más allá y mejorar el aspecto general de tu piel, puedes hacerte un peeling superficial. Se trata de un tratamiento estético que promueve la regeneración cutánea, al eliminar las células muertas que se encuentran en las capas más superficiales. El resultado es una piel más sana, más limpia, y en perfectas condiciones para absorber los cosméticos que nos apliquemos a continuación.

 A los 30 años

A partir de los 30 años es aconsejable utilizar cosméticos específicos para prevenir el envejecimiento cutáneo y combatir las líneas de expresión: crema facial, contorno de ojos y serum.

Las mascarillas faciales te ayudarán a conseguir una piel más luminosa y bonita. Elige la más adecuada a las necesidades de tu piel (vitamínica, antiaging, etc) y aplícatela sobre el rostro una o dos veces por semana.

A los 40 años

A esta edad las manchas y arrugas se acentúan. Mejorar el aspecto de la piel y unificar su tono requiere por ello más esfuerzo y constancia.

Para mejorar su aspecto de cara a las Navidades te recomendamos que utilices un serum iluminador y cremas faciales para combatir las arrugas profundas. ¡Y no olvides el protector solar!

A los 50 años

Los cambios hormonales aceleran el envejecimiento cutáneo, las arrugas se intensifican y la piel pierde elasticidad. Los tratamientos de radiofrecuencia y mesoterapia te ayudarán a mejorar el aspecto de tu rostro.

El primero está indicado para tratar la flacidez y el envejecimiento de la piel. El efecto inmediato es la retracción del colágeno, lo que permite que todo el tejido adquiera firmeza; a más largo plazo se consigue la reestructuración del colágeno profundo, lo que incluye la formación de nuevas fibras que sustituyan a las envejecidas y hagan más elásticos los tejidos, mejorando así el estado de la piel y mitigando las huellas del paso del tiempo.

El objetivo de la mesoterapia es aumentar la cantidad y profundidad de penetración de sustancias en la piel.  De este modo, los principios activos pueden llegar al interior de las células y actuar con la máxima eficacia.

A partir de los 60 años

A esta edad la piel se vuelve más seca y todos los signos de envejecimiento que hemos comentado (arrugas, flacidez, …) empeoran. Llegado este momento, lo más adecuado es tomar complementos nutricionales que contengan Omega3, vitaminas A, E y C, Zinc, selenio, betacarotenos, …

En cuanto a los tratamientos profesionales que puedes realizar en esta Navidad, la mesoterapia y la radiofrecuencia facial son especialmente adecuadas.

Diatermia: una técnica muy efectiva para revitalizar la piel

La diatermia es una terapia que consigue revitalizar la piel y estimular la producción de elastina y colágeno, mediante la utilización de corrientes de radiofrecuencia.

Esta última proteína, como seguramente sabéis, es fundamental para mantener la tersura de la piel y la firmeza de los músculos, gracias a la conjunción de los efectos térmico y antirradical que produce.

Mediante el primero, se incrementa el metabolismo celular, desencadenando una vasodilatación que favorece la oxigenación, el aporte de nutrientes y la eliminación de desechos orgánicos; indirectamente, también estimula el drenaje linfático. Y mediante el efecto antirradical, se normaliza el metabolismo celular, evitando la formación de radicales  libres y la oxidación de los tejidos, que son las causas principales del envejecimiento cutáneo.

Diatermia revitalizar pielDado que su acción se desarrolla desde la epidermis hasta el periostio (membrana que recubre el hueso), su efecto revitalizador alcanza a todos los tejidos que se encuentran en la zona tratada, lo que hace que esta terapia sea altamente eficaz. Si nos limitamos a su aplicación exclusivamente facial, se trata de una terapia indicada para combatir el envejecimiento de la piel y la falta de vitalidad, así como para estimular la circulación.

Con esta técnica, además, se consigue aumentar el índice de penetración dérmica, es decir, se favorece la absorción del cosmético que se aplique a continuación y, en consecuencia, su efectividad aumenta considerablemente. Por ello, también se utiliza como tratamiento preliminar para favorecer la absorción de cosméticos.

Serum: el poder de lo más específico y concentrado

Los serums son productos que juegan un papel fundamental en el cuidado de la piel, principalmente por dos motivos:

-Están concebidos para tratar un problema concreto, es decir, para ejercer una acción muy específica: existen serums hidratantes, antiarrugas, reafirmantes, …

-Tienen una concentración de principios activos significativamente superior a la de las cremas.

En lo que se refiere a su aspecto, son más líquidos y ligeros que las cremas faciales y por ello su absorción es más fácil y rápida; además, no engrasan ni serum facialmanchan la piel.

El serum debe aplicarse con la piel limpia, por la mañana y por la noche, y antes de la crema facial. En cuanto a la forma de hacerlo, es importante saber que deben evitarse los masajes ya que, al utilizarse en pequeñas cantidades, si realizamos un masaje quedará en la mano una parte muy importante del producto; además, la piel no necesita ninguna estimulación para absorber correctamente este cosmético. La conclusión, por tanto, es que el serum debe aplicarse siempre mediante pequeños toques.

No es necesario usar serums antes de los 25-30 años, excepto en el caso de los fumadores o de aquellas personas que están sometidas a un alto nivel de estrés, ya que es a partir de esta edad cuando empiezan a hacerse visibles en la piel los primeros signos de madurez: líneas de expresión, manchas, pequeñas arrugas, …

Remedios para impedir que el calor apague nuestra piel

Nuestra piel está continuamente expuesta a agresiones externas que contribuyen al deterioro, tanto de su aspecto como de su estructura. En verano, además del estrés habitual y la contaminación ambiental, de cuyas negativas consecuencias hemos hablado en este blog, nuestra piel tiene que lidiar con otro “enemigo” más, el calor, que puede llegar a eliminar de nuestro rostro cualquier signo de viveza y brillo, dejando la piel apagada.

piel apagada consejosPara contrarrestar sus efectos y devolver a la piel su aspecto y luminosidad sigue estas sencillas recomendaciones:

1. Limpia tu rostro a diario, tanto por la mañana como por la noche. Así eliminarás las células muertas y los restos de suciedad que se han acumulado sobre los poros de la piel dejándola fresca y limpia.

En cuanto al producto cosmético utilizado, en esta época del año es muy aconsejable que contenga aloe vera, cuya principal ventaja está en su capacidad para penetrar profundamente en la piel y expulsar al exterior las bacterias y depósitos de grasa que taponan los poros; además, también tiene otros beneficios e importantes efectos: contribuye a estimular la producción de nuevas células, ayuda a prevenir las quemaduras solares y alivia la piel tras la exposición solar.

2. Exfolia tu piel con una crema ligera. Recuerda que la forma correcta de aplicarla es mediante movimientos circulares y ascendentes, y que debes evitar el contorno de los ojos ya que esta zona es especialmente sensible.

3. Una vez a la semana ponte una mascarilla oxigenante o vitamínica. Te ayudará a conseguir un rostro más vivo y luminoso.

4. Todos los días, por la mañana y por la noche, aplícate un sérum en el rostro, el cuello y el escote, justo antes de la crema facial. Como sabes, estos cosméticos actúan en las capas más internas de la piel, con los que se consigue una reparación en profundidad.

5. Por último, recuerda que la crema facial que utilices durante el día debe llevar protección solar.

Consejos para lucir un rostro sin brillos incluso en verano

La piel grasa se distingue por su mayor espesor, la dilatación de los poros y el exceso de secreción sebácea. Si consideramos su aspecto, resulta untuosa, húmeda y brillante.

El verano es un tiempo especialmente difícil para este tipo de pieles, ya que las altas temperaturas estimulan las glándulas sebáceas provocando una aumento de la producción de grasa, lo que da lugar a la aparición de los indeseados brillos en la piel. Para mantenerlos bajo control es necesario introducir algunos cambios en nuestra rutina de belleza habitual. ¡Toma nota de las siguientes recomendaciones!

piel sin brillos consejos-En verano debes utilizar cosméticos más ligeros, es decir, menos untuosos, con objeto de evitar que la piel segregue aún más grasa y así se potencie la aparición de brillos.

-Limpiar la piel a diario, como en cualquier otra época del año, también es fundamental. Para ello, lo más aconsejable es usar limpiadores refrescantes. Los denominados “al agua” o aquellos indicados para pieles grasas son una buena opción, ya que son muy eficaces para eliminar las impurezas y el exceso de sebo.

-Exfolia tu piel una vez a la semana o, si lo prefieres, utiliza a diario un tónico exfoliante. Así evitarás que se acumulen impurezas en los poros que, como sabes, es uno de los aspectos a los que deben prestar especial atención las personas con piel grasa.

-Si te maquillas, elige un maquillaje libre de aceites (oil free).

-Los geles matificantes ayudarán a conseguir una piel sin brillos. Se trata de lociones transparentes que pueden aplicarse sobre la piel limpia y seca o sobre el maquillaje, y cuya acción consiste en absorber el exceso de sebo y, en consecuencia, eliminar los brillos.

-No olvides proteger tu piel del sol, incluso cuando no vayas a exponerte directamente al mismo.

-Una última recomendación: por la noche procura utilizar serúms en lugar de cremas muy hidratantes, ya que estos son más ligeros.

 

 

La piel del hombre: cuidados faciales según la edad (III)

Durante las últimas semanas nos hemos centrado en los cuidados faciales masculinos más adecuados, considerando para ello tres grupos diferenciados de edad. Hoy, para finalizar el tema, nos ocuparemos del último grupo, es decir, de los varones de 50 o más años.

cuidado-piel-hombre-iiiEn primer lugar y al igual que en los dos artículos anteriores, conviene señalar las características de la piel propias de esta edad, ya que de ellas dependerán los cuidados faciales más recomendables:

-La flacidez cutánea se hace cada vez más patente.

-La piel se vuelve más seca y fina debido a la disminución de la producción hormonal.

-Es mayor la propensión a la aparición de manchas en la piel y, además, las ya existentes tienden a oscurecerse.

-Las inevitables arrugas se vuelven más profundas y, por tanto, más visibles.

Ahora ya podemos centrarnos en los cuidados que nos permitarán combatir satisfactoriamente los problemas específicos ya indicados, y también tratar aquellos más generales y relevantes en este grupo de edad:

Combatir las manchas

Para intentar eliminar o al menos disimular las manchas de la piel, que como hemos señalado tienen mayor tendencia a aparecer y oscurecerse, es conveniente utilizar una crema despigmentante.

Aportar luminosidad

A partir de los 50 años la piel pierde luminosidad y se vuelve por tanto más opaca. Para recuperar su brillo natural es recomendable utilizar cremas o mascarillas especialmente indicadas para este fin.

Recuperar la elasticidad

Como sabes, la hidratación es esencial a cualquier edad pero en esta etapa resulta aún más necesaria: para recuperar la elasticidad de la piel es fundamental beber agua y aplicar una crema hidratante dos veces al día. Recuerda que la crema facial debe llevar protección solar para así prevenir la aparición y el aumento de las manchas provocadas por el sol.

Disimular los signos de cansancio

Es probable que aparezcan en tu rostro signos de cansancio y fatiga. Las denominadas “cremas anti-fatiga” son una excelente opción para conseguir que tu piel tenga un aspecto sano y descansado.

Los productos anti-edad.

Por último, entre tus productos cosméticos no puede faltar una crema anti-arrugas, que deberá ser acorde a tu edad y tipo de piel. Lo ideal es aplicarla dos veces al día, por la mañana y por la noche.

 

 

La piel del hombre: cuidados faciales según la edad (II)

La semana pasada comentamos las principales diferencias entre la piel del hombre y la de la mujer, y cómo esto, unido a la edad, determina los cuidados faciales más convenientes. En ese primer post nos centramos en la franja de edad que va de los 20 a los 30 años y hoy, continuando con el tema, queremos ocuparnos del grupo de edad comprendido entre los 30 y los 50 años.

El tiempo ya nos pisa los talones y su sombra deja surcos cada vez más profundos. Comienzan a aparecer los primeros signos de envejecimiento cutáneo: arrugas de expresión, patas de gallo, …, y, a medida que pasa el tiempo, estas cuidado-piel-hombre-iiprimeras marcas se vuelven más profundas y por ello más visibles, fundamentalmente en la zona del entrecejo, la frente y el contorno de los ojos; además, la elasticidad y firmeza de la piel disminuyen.

Cada vez son más importantes y necesarios los cuidados dirigidos a combatir estos efectos. Para hacerlo más eficazmente conviene diferenciar la zona de los ojos y priorizar ciertas características y aspectos de nuestra piel.

Prevenir las arrugas

Para retardar su aparición, lo más conveniente es aplicar diariamente una crema facial anti-arrugas adecuada a la edad.

El contorno de los ojos

A pesar de que en los hombres la piel del contorno de los ojos es significativamente más gruesa, también se trata de una zona más sensible que el resto. Para cuidarla adecuadamente es aconsejable utilizar un producto específico para esta zona que nos ayude a prevenir y retrasar su deterioro.

La pérdida de elasticidad

A los 30 años la piel empieza a perder su elasticidad y firmeza. Estos efectos se aprecian más con el paso del tiempo, pero conviene empezar ya a utilizar cremas que contengan principios activos especialmente indicados para  combatirlos.

Cuidado con el sol

Como sabéis, exponernos al sol durante un tiempo prolongado y no utilizar un protector solar adecuado contribuye a acelerar el inevitable envejecimiento cutáneo. Para amortiguar en lo posible este proceso es fundamental utilizar en todo momento cremas que lleven incorporada protección solar.

Después del afeitado

El uso de una loción después del afeitado debe formar parte del ritual. Lo más aconsejable para evitar irritaciones de la piel, ayudar a cerrar los poros y evitar la aparición de arrugas prematuras es el uso de una loción hidratante que no contenga alcohol.

La piel del hombre: cuidados faciales según la edad (I)

La piel del hombre es diferente a la de la mujer y, por tanto, requiere cuidados distintos. Veamos, en primer lugar, cuáles son las principales características diferenciadoras:

-Es más gruesa que la de la mujer y, por ello, más firme.

-Debido al sistema hormonal, la piel del hombre genera más grasa, lo que provoca más imperfecciones y brillos, sobre todo en la llamada “zona T”.

-Los hombres que se afeitan de forma regular, como suele ser habitual, normalmente tienen la piel de las mejillas y el cuello más seca que el resto. Esto es debido a que el afeitado contribuye al deterioro de la barrera hidrolipídica, dando lugar a la deshidratación de la piel.

-La capa dérmica contiene una cantidad mayor de fibras de colágeno y el riego sanguíneo de la zona es mucho más vivo.

Si a estas características diferenciadoras unimos las derivadas de la edad, podemos establecer unos criterios básicos acerca de los cuidados más adecuados. En este post comenzaremos abordando el grupo de edad que va de los 20 a los 30 años y, en posteriores posts nos ocuparemos de los cuidados correspondientes al resto de los grupos de edad.

cuidado-piel-hombre

 De los 20 a los 30 años

Durante esta etapa, la piel del hombre apenas presenta problemas. Tan sólo hay que prestar especial atención al acné ya que, como sabes, no sólo aparece durante la adolescencia. A continuación, os proponemos unos pequeños consejos que os ayudarán a mantener la piel saludable y con buen aspecto:

1. Limpieza

La piel del hombre suele acumular una cantidad mayor de suciedad ya que, tal y como comentamos al principio del artículo, es más gruesa y más grasa que la de la mujer. Por ello, debes limpiarla a diario, por la mañana y por la noche, y hacerlo con un jabón o gel indicado para pieles masculinas; a continuación, es aconsejable aplicar un tónico para cerrar los poros.

2. Hidratación

Hidratar la piel  es fundamental para mantenerla en buen estado, ya que de ello depende su flexibilidad y resistencia. Conviene hacerlo a diario, dos veces al día, justo después del tónico.

Si tu piel es grasa, para controlar el exceso de sebo utiliza un producto “oil free”.

3. Exfoliación

Cada quince días hay que exfoliar la piel para retirar las células muertas. Al hacerlo, evita la zona de los ojos e insiste en la nariz, ya que es la zona donde se acumulan más puntos negros e impurezas.

4. Un buen afeitado

Utiliza unas buenas cuchillas y procura cambiarlas a menudo para no cortarte. Al terminar el afeitado, lávate la cara con agua fría para cerrar los poros y aplícate un aftershave.

5. Protege tu piel del sol

Nunca insistiremos suficiente en recalcar que el sol es uno de los principales causantes del envejecimiento cutáneo y para combatirlo debemos utilizar diariamente un protector  solar con un factor de protección alto.

Cuidados especiales que necesita tu piel en primavera

Parece que por fin ha llegado la primavera y con ella se va el frío, el viento y la lluvia; en su lugar llega el buen tiempo, con más sol y temperaturas más elevadas. Nuestra piel necesita recuperarse y prepararse para la próxima estación. Veamos qué cuidados especiales son más convenientes para nuestra piel en esta época del año:

como cuidar la piel en primavera

-Es muy importante limpiar la piel dos veces al día, por la mañana y por la noche. La limpieza ha de incluir, además del cutis,  el cuello, el escote y el contorno de los ojos.

-En esta época del año es fundamental hidratar la piel para combatir así la sequedad producida durante el invierno; por ello, conviene usar cremas hidratantes y humectantes. ¡Durante el día no olvides aplicarte un protector solar!

-Una vez a la semana es muy aconsejable utilizar una mascarilla. En el mercado hay una gran variedad, en función del problema a tratar: hidratantes, antiedad, oxigenantes, … Elige la que más te convenga, póntela sobre el rostro limpio y deja que actúe durante unos 20 minutos.

-La primavera es el momento idóneo para preparar la piel para el verano: si quieres lucir una piel sana con un bonito tono dorado debes aumentar el consumo de frutas y verduras ricas en betacarotenos, ya que esta sustancia hace que la piel adquiera este tono y, además, favorece la formación de vitamina A que, como sabes, es necesaria para mantener la piel en buen estado.

-Esta época también es especialmente adecuada para realizar tratamientos de cabina, como fotorrejuvenecimiento, radiofrecuencia, peeling, …

¿Sabes cómo influye tu alimentación en la piel?

Todos sabemos que la alimentación es fundamental para la salud, puesto que es la fuente principal de nutrientes del organismo y sin ellos no es posible que éste realice las funciones vitales; pero, quizás no seamos tan conscientes de que, además, sus efectos también son visibles, ya que en gran medida la alimentación determina nuestro aspecto físico general, lo que por supuesto  incluye el de nuestra piel.

La conclusión, por tanto, es evidente: para conseguir un cutis radiante y libre de impurezas es imprescindible tener muy en cuenta qué alimentos ingerimos. ¡Toma nota de algunos consejos!

alimentos piel

Aceites esenciales y nutrientes

Para retrasar el envejecimiento de la piel es fundamental que desde el organismo puedan llegar a las células cutáneas los nutrientes y aceites esenciales que necesitan: el aguacate, el aceite de oliva y el aceite de onagra te ayudarán a conseguirlo gracias a su contenido en ácidos grasos, aportando mayor luminosidad y elasticidad a tu piel.

El huevo también es un alimento muy aconsejable para tener una piel bonita: es rico en proteínas, que son nutrientes necesarios para que el organismo pueda reparar y construir sus estructuras, y en vitaminas A, B, D y E, que favorecen los procesos de renovación celular y previenen el envejecimiento prematuro.

 Vitamina C

Dos son sus propiedades más destacables: por un lado, protege las células de los negativos efectos de los radicales libres, combatiendo así el envejecimiento celular; y por otro, es imprescindible para la producción, mantenimiento y estabilidad del colágeno.

Entre los alimentos con un alto contenido en vitamina C podemos destacar el pimiento, la naranja, las coles de Bruselas, la coliflor, las espinacas y las fresas. ¡No olvides que para aprovechar todo su contenido debes consumir estos alimentos crudos!

Alimentos para hidratar la piel

De los alimentos que más contribuyen a mantener la piel hidratada nos ocupamos hace un par de semanas (podéis leer el post aquí), por lo que no nos extenderemos más. Tan sólo queremos recordaros que, a través del sudor, constantemente perdemos líquidos y minerales, por lo que, además de incorporar a nuestra dieta diaria los alimentos que comentamos en el anterior post, es fundamental beber agua: entre 6 y 8 vasos diarios es una cantidad adecuada para mantener la elasticidad, flexibilidad y nivel de hidratación de la piel.

Como hemos visto, cuidar nuestra piel desde el interior, a través de una alimentación adecuada, es esencial para mantenerla sana y bonita, pero esto no significa que debamos olvidarnos de su cuidado exterior: la limpieza diaria y las exfoliaciones semanales también son fundamentales, ya que con ello eliminamos la suciedad y las células muertas, mejorando su aspecto y, lo que es aún más importante, la oxigenación de la piel.