Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

Cuida tu piel en primavera

Por fin la primavera nos trae el buen tiempo, el sol y temperaturas más elevadas. Nuestra piel necesita recuperarse del tiempo frío y adaptarse a la próxima estación. Es importante que conozcas qué cuidados especiales son los más convenientes para nuestra piel en esta época del año.

como cuidar la piel en primavera

Limpia tu piel dos veces al día, por la mañana y por la noche. Es muy importante que incluyas, además del cutis,  el cuello, el escote y el contorno de los ojos.

Hidratar la piel con una buena crema hidratante y humectante es esencial para combatir así la sequedad producida durante el invierno. ¡Y no te olvides que durante el día debes aplicarte un protector solar!

Es muy aconsejable que utilices una mascarilla una vez a la semana. En el mercado hay una gran variedad, en función del problema a tratar: hidratantes, antiedad, oxigenantes, … Elige la que más te convenga, póntela sobre el rostro limpio y deja que actúe durante unos 20 minutos.

La primavera es el momento idóneo para preparar la piel para el verano. Consume  frutas y verduras si quieres lucir una piel sana con un bonito tono dorado. Su gran aporte de betacarotenos contribuye a dar ese tono a la piel y favorece la formación de vitamina A que, como sabes, es necesaria para mantener la piel en buen estado.

Esta época también es especialmente adecuada para realizar tratamientos de cabina, como fotorrejuvenecimientoradiofrecuenciapeeling, …

 

Alimentos para reparar tu piel tras el verano

Durante las últimas semanas hemos dedicado este blog a hablar de cómo podemos reparar nuestra piel tras los daños que ha sufrido en el verano y al mismo tiempo prepararla para la próxima estación, centrándonos exclusivamente en los cuidados externos, para la cual os proponíamos una sencilla rutina facial y un tratamiento profesional para mitigar las manchas solares altamente eficaz. En esta ocasión y para completar el tema queremos contaros cómo podéis ayudar desde el interior, es decir, cómo podéis paliar a través de los alimentos los problemas que el verano ha podido causar en vuestra piel.

Alimentos reparar piel veranoUn punto de partida imprescindible es saber que la falta de hidratación es el principal problema en esta época del año y por ello es esencial mantener su nivel óptimo, ya que contribuye a mejorar la salud de la piel y a regular su temperatura.

No es en absoluto desdeñable la contribución a este logro de una alimentación especialmente centrada en su poder hidratante, es decir, en alimentos que son una excelente fuente de agua (las frutas y verduras contienen entre un 80% y un 90%) y por tanto de hidratación para nuestro organismo. Estos son algunos de los que nunca deben faltar en tu dieta diaria, sobre todo al finalizar el verano:

-Sandía y melón: son las frutas con un mayor contenido en agua (92% y 90%, respectivamente).

-Tomate: es conocido por ser un excelente antioxidante, pero además, contiene una gran cantidad de vitaminas y fibra.

-Lechuga: favorece la función renal gracias a su alto contenido en agua y fibra. También está considerada un buen desintoxicante.

-Naranja: aporta al organismo mucha fibra y vitamina C. En general, es muy hidratante y antioxidante.

Consejos para recuperar y revitalizar tu piel después del verano

El sol, el calor del verano y el agua del  mar o de la piscina deterioran nuestra piel: se vuelve más seca y su aspecto es apagado al acumular células muertas en su parte más externa.

Para recuperar su buen estado y prepararla para la nueva estación, te recomendamos que sigas estos pasos:

recuperar piel despues del verano-En primer lugar, realiza una exfoliación para eliminar las células muertas. Así, acelerarás la regeneración celular y conseguirás una piel más luminosa y especialmente limpia, ideal para absorber de modo óptimo los productos que te apliques a continuación.

Lo más recomendable es realizarla con un producto cosmético suave, ya que los tratamientos intensivos pueden resultar demasiado agresivos teniendo en cuenta que, como ya hemos comentado, la piel está muy debilitada.

-Para revitalizar la piel, prevenir las arrugas y evitar la aparición de granos y manchas, aplícate a continuación un tónico sin alcohol.

-Hidratar la piel después del verano es especialmente importante, ya que la exposición solar prolongada y los baños en el mar o la piscina la resecan, acentuando en consecuencia las arrugas; además, así la preparamos para afrontar el frío del invierno. Por ello, en lugar de un gel, es preferible una crema hidratante ya que es más untuosa, por lo que puede permanecer en la piel durante más tiempo.

Por último, recuerda que es muy recomendable que la crema facial que utilices por la mañana lleve incorporada protección solar.

Plantas y aromas que cuidan tu piel: aromaterapia

Por los importantes y numerosos beneficios que pueden proporcionar a la piel, las plantas han sido protagonistas de este blog en varias ocasiones. Al hacerlo, siempre nos hemos centrado en su uso como ingrediente cosmético; en esta ocasión, queremos poner nuestra atención en una forma diferente y cada vez más frecuente de utilización: la aromaterapia.

aromaterapia aceites esencialesComo seguramente sabéis, se trata de una técnica de plena actualidad aún cuando se conoce y usa desde la antigüedad. En esencia, se trata de mejorar la salud física y mental mediante la inhalación o la aplicación directa sobre la piel de aceites vegetales concentrados, es decir, aceites esenciales. El proceso es el siguiente: al entrar en contacto con los lípidos de la superficie cutánea, estos aceites se disuelven en ellos y de este modo pueden penetrar en la piel y llegar así a los capilares. El torrente sanguíneo los distribuye por todo el cuerpo y da lugar a una mejora de las defensas inmunológicas y de la salud y vitalidad de los tejidos y células cutáneas. Si su aplicación sobre la piel se ve acompañada de un suave masaje, su efectividad se verá notablemente aumentada y los beneficios serán aún mayores.

Veamos ahora cuáles son los aceites más utilizados y sus propiedades:

-Argán: es muy hidratante, estimula la oxigenación celular, regenera la piel dañada y combate los radicales libres. Tras su aplicación, la piel recobra su luminosidad y vitalidad.

-Violeta: ejerce una acción lipolítica y antiedematosa, y además, potencia la acción de otras flores.

-Orquídea: retrasa el proceso de envejecimiento cutáneo y favorece la renovación celular.

-Romero: está especialmente indicado para tratar la piel grasa. También tonifica, estimula y revitaliza los tejidos y combate la flacidez y la hiperpigmentación.

-Rosa: es refrescante, antiinflamatoria, depurativa y antiarrugas.

¿Sabes cómo influye tu alimentación en la piel?

Todos sabemos que la alimentación es fundamental para la salud, puesto que es la fuente principal de nutrientes del organismo y sin ellos no es posible que éste realice las funciones vitales; pero, quizás no seamos tan conscientes de que, además, sus efectos también son visibles, ya que en gran medida la alimentación determina nuestro aspecto físico general, lo que por supuesto  incluye el de nuestra piel.

La conclusión, por tanto, es evidente: para conseguir un cutis radiante y libre de impurezas es imprescindible tener muy en cuenta qué alimentos ingerimos. ¡Toma nota de algunos consejos!

alimentos piel

Aceites esenciales y nutrientes

Para retrasar el envejecimiento de la piel es fundamental que desde el organismo puedan llegar a las células cutáneas los nutrientes y aceites esenciales que necesitan: el aguacate, el aceite de oliva y el aceite de onagra te ayudarán a conseguirlo gracias a su contenido en ácidos grasos, aportando mayor luminosidad y elasticidad a tu piel.

El huevo también es un alimento muy aconsejable para tener una piel bonita: es rico en proteínas, que son nutrientes necesarios para que el organismo pueda reparar y construir sus estructuras, y en vitaminas A, B, D y E, que favorecen los procesos de renovación celular y previenen el envejecimiento prematuro.

 Vitamina C

Dos son sus propiedades más destacables: por un lado, protege las células de los negativos efectos de los radicales libres, combatiendo así el envejecimiento celular; y por otro, es imprescindible para la producción, mantenimiento y estabilidad del colágeno.

Entre los alimentos con un alto contenido en vitamina C podemos destacar el pimiento, la naranja, las coles de Bruselas, la coliflor, las espinacas y las fresas. ¡No olvides que para aprovechar todo su contenido debes consumir estos alimentos crudos!

Alimentos para hidratar la piel

De los alimentos que más contribuyen a mantener la piel hidratada nos ocupamos hace un par de semanas (podéis leer el post aquí), por lo que no nos extenderemos más. Tan sólo queremos recordaros que, a través del sudor, constantemente perdemos líquidos y minerales, por lo que, además de incorporar a nuestra dieta diaria los alimentos que comentamos en el anterior post, es fundamental beber agua: entre 6 y 8 vasos diarios es una cantidad adecuada para mantener la elasticidad, flexibilidad y nivel de hidratación de la piel.

Como hemos visto, cuidar nuestra piel desde el interior, a través de una alimentación adecuada, es esencial para mantenerla sana y bonita, pero esto no significa que debamos olvidarnos de su cuidado exterior: la limpieza diaria y las exfoliaciones semanales también son fundamentales, ya que con ello eliminamos la suciedad y las células muertas, mejorando su aspecto y, lo que es aún más importante, la oxigenación de la piel.

El glicerol: un producto especialmente versátil

El glicerol o glicerina es un alcohol incoloro y espeso que forma parte natural de la composición de todos los cuerpos grasos y que también está presente en muchos de los productos que utilizamos día a día. Así, lo podemos encontrar en diversos artículos farmaceúticos, como jarabes, desinfectantes o supositorios, actuando como excipiente, es decir, como sustancia inerte añadida para Glicerol propiedadesfacilitar la dosificación y uso del producto. También es normal su presencia en lubricantes y, como es bien conocido, es un componente fundamental de la nitroglicerina. Respecto a los productos de higiene y belleza, la glicerina está presente en la mayoría de los jabones así como en los champús indicados para mejorar la hidratación del cabello y evitar su encrespamiento, también es un ingrediente común de las lociones para después del afeitado y de las cremas para las manos y, por supuesto, es un componente habitual de multitud de productos cosméticos.

Veamos cuáles son las cualidades o propiedades principales que justifican su utilización en artículos destinados al cuidado de la piel:

-Suaviza las zonas resecas de la piel.

-Tiene propiedades lubricantes y emolientes.

-Ayuda a conservar la humedad natural de la piel, gracias a su capacidad para atraer el agua del medio ambiente.

-Protege la piel de agentes físicos, como el calor o la luz solar, y de agentes mecánicos, como roces.

-También tiene propiedades bactericidas, desinfectantes y antisépticas. Por ello, el glicerol puede utilizarse para tratar ciertas enfermedades de la piel, como eczemas o psoriasis.

-Considerando en conjunto su capacidad para mantener la piel sana e hidratada, su uso ayuda a que ésta se conserve más joven.

Cuidados especiales para una etapa especial: menopausia

menopausiaEn la menopausia se producen cambios en nuestro cuerpo que afectan a diferentes órganos. Entre estos hemos de destacar la disminución de la producción de hormonas por los ovarios, y el aumento de la transpiración natural, lo que da lugar a una mayor pérdida de vitaminas, minerales y estrógenos.

Estos cambios, lógicamente, también afectan a la piel. Veamos cómo:

-El colágeno disminuye y, en consecuencia, también lo hace el grosor de la piel.

-Aumentan las líneas de expresión y el tamaño de los poros.

-La piel pierde su vitalidad y firmeza.

-Los estrógenos actúan sobre la dermis aumentando la síntesis de ácido hialurónico y, por tanto, el contenido dérmico de agua. Al disminuir los niveles de esta hormona, la piel se vuelve más seca.

-Las glándulas sebáceas reducen su actividad.

Esta etapa, por tanto, requiere unos cuidados faciales específicos que a continuación detallamos:

1. En relación con la limpieza, fundamental para mantener una correcta higiene facial: a la hora de elegir los productos indicados para ello debemos tener en cuenta que lo mejor es utilizar aquellos que no modifiquen el Ph de la piel, es decir, los denominados neutros.

2. En lo que se refiere a la hidratación, imprescindible para la renovación de la capa córnea: lo más aconsejable es utilizar cremas con principios activos emolientes, que ayudan a recuperar la flexibilidad de la piel. En cuanto al momento de aplicación, lo mejor es hacerlo justo después de ducharnos, que es cuando los poros están abiertos y, por tanto, los productos penetran más fácilmente. También es importante aplicarse la crema dos o tres veces al día.

3. Respecto a la protección solar, fundamental para retrasar el envejecimiento cutáneo y la aparición de manchas: debemos utilizar protectores solares durante todo el año, incluso los días nublados, y hacerlo en el tiempo y forma adecuados, es decir, media hora antes de exponernos al sol y renovar el protector cada dos horas si se continua expuesto al mismo.

4. En lo que se refiere a los hábitos de vida saludables y la adecuada alimentación: hemos de resaltar lo perjudicial que resulta para la piel el consumo de alcohol y tabaco, ya que el primero la deshidrata y el segundo destruye la epidermis, impidiendo que nuestra piel se oxigene y revitalice.

En cuanto a la alimentación, conviene tener presente que cuanto mejor nutridos estemos mejor lucirá  nuestra piel; y, por ello, es importante incluir en nuestra dieta alimentos ricos en antioxidantes, vitaminas y minerales.

Doctora Concepción Llorens, experta en medicina estética.

 

Mientras dormimos nuestra piel sigue despierta

La función básica de nuestra piel no es la misma de día que de noche. Durante el día, la piel tiene un papel fundamentalmente pasivo, protegiéndonos de las agresiones externas, como el sol, el aire, la contaminación, … ; por la noche, sin embargo, su acción es interna y se centra en la reparación de los daños sufridos en la piel: se aceleran al cuidados faciales nocturnosmáximo los procesos celulares, centrados en este caso en regenerar y reconstruir la elastina y el colágeno.

Por ello, cuidar la piel antes de acostarse resulta indispensable para mantenerla en buen estado: debemos dar la misma importancia al cuidado de nuestra piel por la noche que por el día. ¿Lo haces así?

Veamos paso a paso cuáles son los cuidados que debemos realizar antes de dormir.

1. Limpieza

El primer paso es limpiar nuestra piel para eliminar el maquillaje o la suciedad que se ha acumulado a lo largo del día. En el mercado hay una gran variedad de productos destinados a este fin: jabón, gel, leche limpiadora, … Lo más aconsejable es elegir el más adecuado a nuestro tipo de piel.

2. Tonificación

Después de la limpieza nos aplicaremos un tónico, que nos hará sentir una agradable sensación de frescor. A la hora de elegirlo, una vez más debemos tener en cuenta nuestro tipo de piel: si es seca y sensible, lo más aconsejable es que el tónico no contenga ingredientes que puedan irritarla, como el alcohol; si, por el contrario, nuestra piel es grasa, lo más recomendable es utilizar un tónico astringente.

3. Hidratación

Como sabemos, mantener la piel hidratada es fundamental para que ésta conserve su flexibilidad y resistencia. Por ello, conviene aplicarnos la crema hidratante dos veces al día, por la mañana y por la noche. Al hacerlo, hemos de tener presente que las cremas faciales se aplican en escote, cuello y rostro, con movimientos circulares y ascedentes.

4. Exoliación

La exfoliación, aún cuando no es una tarea que debamos hacer cada día, juega un papel fundamental en el cuidado de la piel.

Mediante este proceso retiramos las células muertas y aceleramos la regeneración celular, consiguiendo así una piel más luminosa y limpia.

En cuanto a la frecuencia, ésta depende del tipo de piel: si es normal, realizaremos la exfoliación una vez a la semana utilizando un producto suave; en cambio, si es especialmente sensible, lo haremos cada 15 días, ya que un periodo más corto seguramente provocaría la irritación indeseada de nuestra piel.

Las claves para que tu piel tenga un aspecto saludable

Para lucir un cutis saludable y sin imperfecciones conviene seguir ordenadamente ciertos pasos: veamos cuáles son y en qué consiste cada uno.

Limpieza: hay que comenzar el ritual de cuidado facial usando una limpiadora adecuada al tipo de piel. En el mercado existen distintos productos limpiadores y en diferentes formatos: gel, crema o espuma.

Lo más apropiado es limpiarse el rostro por la mañana y por la noche. Por la mañana solemos hacerlo de modo habitual y sin dificultad, limpieza facialmientras que por la noche cuesta más y no siempre lo hacemos; sin embargo, no es menos importante, ya que las glándulas sebáceas se encuentran en el momento de máxima secreción.

Tónico: es opcional, pero ayuda a retirar los restos de suciedad de la piel que la limpiadora haya podido dejar.

Serum: este paso, aunque también es opcional, resulta fundamental para conseguir una piel perfecta.

El serum es un suero que no engrasa y se absorbe rápidamente. Se aplica antes de la hidratante, en rostro y cuello.

Hidratación: inmediatamente después de limpiarnos la piel tenemos que hidratarla, tanto si es grasa como si no, ya que todos los tipos de piel necesitan hidratarse; además es necesario hacerlo por la mañana y por la noche.

Contorno de ojos: se trata de la zona alrededor de los ojos y debe cuidarse de forma especial.

En el contorno de ojos se utilizan un par de gotitas, y se aplican dando golpecitos con los dedos hasta extender el producto por toda la zona.

Exfoliación: debe hacerse con menos frecuencia que el resto de tareas. Una vez a la semana sería lo adecuado. El mejor modo de realizar la exfoliación es comenzar lavando el rostro y después aplicar el exfoliante.

Con la exfoliación conseguimos retirar las células muertas de la piel, por lo que es fundamental si queremos tener una piel lisa y suave.

Después de todos estos pasos, ya tendríamos la piel preparada para maquillarnos o, si lo deseamos, dejarla tal como está.

Doctora Concepción Llorens, experta en medicina estética.

El ácido hialurónico y la hidratación de la piel

El ácido hialurónico es un componente natural de nuestra piel, que se caracteriza por su enorme capacidad para retener el agua  (retiene un porcentaje equivalente a miles de veces su peso) y, gracias a ello, desarrolla una acción fundamental: reconstituye las fibras que sostienen los tejidos de la piel. Debido a esta propiedad, este ácido es responsable de mantener nuestra piel en perfectas condiciones de hidratación y elasticidad. ácido hialurónicoAdemás, posee propiedades flexibilizantes, suavizantes y lubricantes.

Sin embargo, con el paso del tiempo nuestro organismo va disminuyendo muy significativamente su capacidad para producir este ácido tan beneficioso y, como consecuencia, nuestra piel ya no puede retener igualmente el agua y se reseca, perdiendo luminosidad y elasticidad, con lo que aparecen las arrugas y la tonalidad deja de ser uniforme.

Por ello, los productos cosméticos que contienen ácido hialurónico ayudan a nuestra piel en algo tan fundamental como es mantener un nivel de hidratación adecuado.

El ácido hialurónico se extrae principalmente de la piel del tiburón, los cartílagos de la ballena y la cresta del pollo. Es un producto transparente, que no resulta graso ni pegajoso, puro y estéril y, por tanto, sin riesgo de transmitir enfermedades u ocasionar alergias.