Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

Plantas y aromas que cuidan tu piel: aromaterapia

Por los importantes y numerosos beneficios que pueden proporcionar a la piel, las plantas han sido protagonistas de este blog en varias ocasiones. Al hacerlo, siempre nos hemos centrado en su uso como ingrediente cosmético; en esta ocasión, queremos poner nuestra atención en una forma diferente y cada vez más frecuente de utilización: la aromaterapia.

aromaterapia aceites esencialesComo seguramente sabéis, se trata de una técnica de plena actualidad aún cuando se conoce y usa desde la antigüedad. En esencia, se trata de mejorar la salud física y mental mediante la inhalación o la aplicación directa sobre la piel de aceites vegetales concentrados, es decir, aceites esenciales. El proceso es el siguiente: al entrar en contacto con los lípidos de la superficie cutánea, estos aceites se disuelven en ellos y de este modo pueden penetrar en la piel y llegar así a los capilares. El torrente sanguíneo los distribuye por todo el cuerpo y da lugar a una mejora de las defensas inmunológicas y de la salud y vitalidad de los tejidos y células cutáneas. Si su aplicación sobre la piel se ve acompañada de un suave masaje, su efectividad se verá notablemente aumentada y los beneficios serán aún mayores.

Veamos ahora cuáles son los aceites más utilizados y sus propiedades:

-Argán: es muy hidratante, estimula la oxigenación celular, regenera la piel dañada y combate los radicales libres. Tras su aplicación, la piel recobra su luminosidad y vitalidad.

-Violeta: ejerce una acción lipolítica y antiedematosa, y además, potencia la acción de otras flores.

-Orquídea: retrasa el proceso de envejecimiento cutáneo y favorece la renovación celular.

-Romero: está especialmente indicado para tratar la piel grasa. También tonifica, estimula y revitaliza los tejidos y combate la flacidez y la hiperpigmentación.

-Rosa: es refrescante, antiinflamatoria, depurativa y antiarrugas.

Aceites naturales y sus propiedades cosméticas

En este blog hemos publicado varios artículos sobre los principios activos más utilizados para la elaboración de cosméticos, dedicando una atención especial a los ingredientes naturales, cuyos numerosos beneficios justifican sobradamente su importante presencia en la industria cosmética: plantas, frutas, especias, … En el artículo de hoy vamos a centrarnos en ciertos aceites naturales y sus interesantes propiedades cosméticas.

aceites naturales propiedades cosméticasAceite de germen de trigo

Es muy rico en minerales, vitaminas, oligoelementos y aminoácidos esenciales. Se trata de un excelente antiarrugas y, además, mejora la elasticidad y nutrición de la piel, por lo que resulta muy apropiado para tratar la piel madura y apagada.

Aceite de rosa mosqueta

Promueve la hidratación y regeneración de la piel y ayuda en los procesos de cicatrización. Debido a su acción antioxidante, también contribuye a disminuir las arrugas; asimismo, aumenta la oxigenación de la piel y le aporta luminosidad. Otro de sus beneficios consiste en su capacidad para promover la regeneración de los tejidos dañados.

El aceite de rosa mosqueta aumenta la producción natural de colágeno, la proteína responsable de mantener la piel tersa y firme, y de elastina, encargada de dotar de la necesaria elasticidad a los tejidos.

Aceite de aguacate

Además de ser muy nutritivo e hidratante, protege la piel de las agresiones externas y aumenta su flexibilidad. También destaca por su alto contenido en vitaminas, entre las que se encuentran las del grupo A, que ayudan al mantenimiento y formación de la piel, y las del E, esenciales para prevenir el envejecimiento prematuro, al aumentar la resistencia de las células frente a la acción de los radicales libres.

Está indicado para el tratamiento de la piel seca, envejecida y castigada.

Aceite de árbol de té

Es muy apreciado por su poder antioxidante, ya que previene la formación de radicales libres y repara los daños de la piel; pero también tiene otras propiedades especialmente interesantes: es bactericida, antiséptico, cicatrizante, antiinflamatorio, regenerante y oxigenante.

Aplicado sobre los párpados, mediante compresas, alivia los ojos cansados y ayuda a reducir las bolsas y pequeñas arrugas que se forman en esta zona del rostro.

Ingredientes naturales en cosmética II: cacao, especias y algo más

En el último artículo hemos hablado de los beneficios que, en general, pueden aportar a nuestra piel los ingredientes naturales, centrándonos en las propiedades de algunas de las frutas más utilizadas y apreciadas en cosmética. Hoy, para completar el tema, queremos hablaros de otros ingredientes naturales cada vez más valorados y presentes en la composición de productos destinados al cuidado de la piel: cacao, miel, leche de burra, caña de azúcar y algunas especias.

Cacao: su riqueza en vitaminas A, B, D, E y K le han convertido en un activo ideal para tratamientos ingredientes naturales en cosméticarevitalizadores o antiedad, ya que regenera la piel, estimula la renovación celular y, además, aporta suavidad al cutis.

Leche de burra: se ha utilizado como tratamiento de belleza desde la antigüedad por sus excelentes propiedades para el cuidado de la piel, a las que se añade un nivel de tolerancia óptimo en cualquier tipo de piel. Tiene una gran variedad de vitaminas (A, D, C,…) y también es rica en calcio, magnesio, hierro, proteínas y aminoácidos, lo que le confiere notables propiedades regeneradoras, hidratantes y nutritivas.

Caña de azúcar: contiene ácidos de frutas, minerales y polifenoles, que retardan el envejecimiento cutáneo. Este producto, además de ser un excelente exfoliante, lo podemos encontrar en la composición de cosméticos indicados para hidratar, reparar y suavizar el cutis.

Miel: desde siempre es sabido que la miel ayuda a calmar la piel irritada; pero no sólo sirve para esto, ya que también hidrata y regenera el cutis, gracias a las vitaminas, sales minerales, aminoácidos y glúcidos que posee.

Especias

Son ingredientes habituales en nuestra cocina y se usan para condimentar nuestros platos o aportarles una dosis de originalidad; ahora, también han encontrado un lugar en el cúrcuma en cosméticacampo de la cosmética. Veamos a continuación algunas de las especias más utilizadas:

Jenjibre: es un tonificante excelente, lo que se debe a su capacidad para estimular el intercambio celular, mejorando así el potencial energético de la piel.

Canela: se considera un activo idóneo para pieles estropeadas y carentes de vitalidad, ya que revitaliza el cutis y le aporta luminosidad.

Vainilla: contribuye a regenerar la piel, la hidrata y nutre en profundidad, lo que da como resultado un cutis especialmente suave.

Cúrcuma: probablemente sea la menos conocida de todas, pero no por ello menos importante para el cuidado de la piel. Su mayor virtud reside en la capacidad que tiene de inhibir la elastasa, enzima a la que se atribuye el poder de destruir la elastina y provocar así la aparición de arrugas.

Ingredientes naturales en cosmética I: frutas

Todos sabemos que una alimentación equilibrada, rica en frutas y verduras, es uno de los aspectos que en mayor medida contribuye a disfrutar de una buena salud, y esto incluye, por supuesto, la salud y belleza de nuestra piel.

En anteriores posts hemos tratado estos alimentos, detallando sus propiedades y beneficios concretos; sin embargo, en la actualidad estos beneficios no provienen exclusivamente de su ingesta: cada vez es más valorada la Ingredientes naturales en cosméticautilización de productos naturales en cosmética, lo que unido al hecho de que ya es posible extraer los principios activos que interesen de cualquier producto y, por qué no decirlo, a la novedad de la propuesta y a cierto exotismo, ha dado lugar a una presencia cada vez mayor de estos alimentos en la composición de los productos cosméticos más actuales.

Los beneficios que pueden aportar a nuestra piel son realmente muy importantes:

-Debido a su alto contenido en vitaminas y minerales, estimulan la renovación celular y mantienen así la piel en buen estado.

-Al ser muy ricos en antioxidantes, combaten el envejecimiento cutáneo y ayudan a retrasar la aparición de sus primeros signos.

-Aportan nutrientes a la piel y mejoran su hidratación.

-Proporcionan luminosidad y suavidad.

Veamos en este primer post dedicado a los ingredientes naturales presentes en los productos cosméticos, qué frutas son las más utilizadas y qué beneficios aportan a nuestra piel:

Manzana: posiblemente se trata de la fruta que más puede aportar al cuidado de la piel, debido a la enorme variedad y riqueza de principios activos que posee, y entre los que podemos destacar: vitaminas B1, B2, B5, E y C; azúcares, que aportan suavidad a la piel; alfahidroxiácidos, capaces de eliminar las células muertas; polifenoles, especialmente efectivos para contrarrestar los radicales libres; y el aceite extraído de sus pepitas, que hidrata y nutre en profundidad la piel.

Uva: la vinoterapia y, en general, el auge de la cultura vinícola, ha convertido esta fruta en el ingrediente cosmético de moda, sin que falten razones sobradas para ello: posee excepcionales propiedades antioxidantes, derivadas fundamentalmente de su contenido en resveratrol, lo que, como sabes, promueve la renovación celular y retrasa el envejecimiento; también es rica en otros elementos beneficiosos para la piel, como agua, fibra, potasio y alfahidroxiácidos.

Bayas de Goji: se trata de una baya proveniente de Asia Oriental y por ello poco conocida en España; que tiene propiedades cosméticas de gran interés: su alto contenido en vitaminas, polisacáridos, aminoácidos y oligoelementos, es capaz de combatir los signos de envejecimiento cutáneo, proteger y regular la epidermis y fortalecer las células cutáneas.