Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

Cómo prevenir y tratar el envejecimiento del escote

El cuello y el escote son dos zonas del cuerpo especialmente delicadas, ya que su piel es incluso más fina y sensible que la del rostro y además, al tener que soportar gran parte del peso del pecho, son más propensas a la aparición de pequeñas estrías o arrugas verticales, que se acrecientan con la deshidratación y desnutrición de la piel.

Para prevenir el envejecimiento del escote y combatir las arrugas y estrías, te recomendamos que sigas estos sencillos consejos:

-Diariamente y por la mañana aplícate una crema hidratante. Recuerda que la forma correcta de hacerlo es mediante movimientos circulares y ascendentes; de este modo conseguirás que el cosmético penetre mejor en la piel y evitarás que esta pierda firmeza.

-Por la noche utiliza una crema específica para nutrir tu piel y protegerla de los efectos negativos de los agentes externos, como la polución o los cambios de temperatura.

-Es conveniente exfoliar el escote una vez a la semana. Lo más aconsejable es que te apliques el producto mediante un suave masaje en forma de círculos. Esto ayudará a revitalizar la piel y eliminar mejor las impurezas. Si tu piel es especialmente delicada, exfóliala una vez cada quince días y utiliza para ello productos suaves y sin partículas de arrastre.

-Aplícate siempre un protector solar para evitar los nocivos efectos del sol, como las manchas solares y el envejecimiento prematuro.

prevenir-el-envejecimiento-del-escoteAdemás de estos cuidados básicos que apenas requieren cierta dosis de constancia, también puedes hacer uso de tratamientos profesionales para combatir el envejecimiento y la flacidez del escote y mejorar su aspecto. Algunos de los tratamientos más recomendables son:

-Luz Pulsada Intensa (IPL): es muy eficaz para unificar el tono de la piel y estimular la creación de nuevo colágeno y elastina, con lo que se consigue una notable mejoría de la calidad de la piel y permite que esta mantenga un aspecto suave y terso de forma más duradera.

-Peeling químico: su objetivo es promover la regeneración cutánea mediante la eliminación de las células muertas que se encuentran en las capas más superficiales de la piel. Con ello se consiguen además otros efectos: estimula la producción de colágeno, mejorando así la elasticidad de la piel; disminuye las arrugas; y elimina o atenúa las manchas propias de la edad u originadas por la exposición solar excesiva.

-Mesoterapia virtual: se trata de una técnica cuyo objetivo es aumentar la cantidad y profundidad de penetración de sustancias en la piel.

Esta técnica, totalmente indolora y carente de efectos negativos, tiene unos resultados óptimos sea cual sea el producto cosmético utilizado y está especialmente indicada para tratar el envejecimiento cutáneo y la flacidez

El escote: una zona muy delicada que requiere cuidados especiales

La piel del escote y el pecho es tan delicada como la del contorno de ojos y por ello también necesita unos cuidados específicos. Además, al tener que soportar el peso del pecho es frecuente la aparición de pequeñas estrías o arrugas verticales, que se acrecientan con la deshidratación y desnutrición de la piel. No olvides que una norma básica cuidados específicos para el escotepara el cuidado de esta zona es la hidratación y tonificación diaria.

A partir de los treinta años debemos dedicarle a la piel del cuello y escote la misma atención que a la piel del rostro, para lo cual debemos conocer los problemas concretos y la forma más aconsejable de atajarlos:

1. Piel delicada: al tratarse de una piel fina y sensible, no es recomendable realizar exfoliaciones frecuentes, salvo que utilicemos productos suaves y sin partículas de arrastre.

2. Envejecimiento: el exceso de sol al que habitualmente está sometida esta parte del cuerpo y la falta de cuidados específicos provocan el envejecimiento prematuro de la piel. Para combatirlo, debemos aplicar por la mañana crema hidratante y por la noche un producto antiedad.

3. Granitos: algunas personas tienen predisposición a la aparición de granitos en el escote. Se puede solucionar este problema tratando esta zona con un programa específico purificante, similar a los utilizados en el rostro: aplicar una mascarilla purificante de forma continuada todos los días hasta conseguir que nuestra piel esté impecable.

4. Hiperpigmentación: las manchas que aparecen en el escote, conocidas como léntigos, tienen su origen en el exceso de sol. La aplicación de cremas con protección solar es la forma más adecuada de prevenir su aparición. Además de en la playa y la montaña, estos productos debemos utilizarlos siempre que la piel esté directamente expuesta al sol.

5. Pérdida de densidad: la pérdida de colágeno y elastina, probablemente ocasionada por un exceso de radiación solar, es la causa de que muchas personas tengan la piel del escote excesivamente fina y con pequeñas arrugas. En el mercado hay tratamientos, como la radiofrecuencia, capaces de activar la síntesis del colágeno y aumentar así el grosor de la piel.

6. Fotoenvejecimiento severo: se entiende que se ha producido éste cuando la tonalidad de tu escote es de color rojo, casi granate. Si es así, no puedes exponer esta zona al sol y conviene que utilices productos con vitamina C, que te ayudarán a recuperar esta piel.

 

Doctora Concepción Llorens, experta en medicina estética.