Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

Cómo prevenir y tratar el envejecimiento del escote

El cuello y el escote son dos zonas del cuerpo especialmente delicadas, ya que su piel es incluso más fina y sensible que la del rostro y además, al tener que soportar gran parte del peso del pecho, son más propensas a la aparición de pequeñas estrías o arrugas verticales, que se acrecientan con la deshidratación y desnutrición de la piel.

Para prevenir el envejecimiento del escote y combatir las arrugas y estrías, te recomendamos que sigas estos sencillos consejos:

-Diariamente y por la mañana aplícate una crema hidratante. Recuerda que la forma correcta de hacerlo es mediante movimientos circulares y ascendentes; de este modo conseguirás que el cosmético penetre mejor en la piel y evitarás que esta pierda firmeza.

-Por la noche utiliza una crema específica para nutrir tu piel y protegerla de los efectos negativos de los agentes externos, como la polución o los cambios de temperatura.

-Es conveniente exfoliar el escote una vez a la semana. Lo más aconsejable es que te apliques el producto mediante un suave masaje en forma de círculos. Esto ayudará a revitalizar la piel y eliminar mejor las impurezas. Si tu piel es especialmente delicada, exfóliala una vez cada quince días y utiliza para ello productos suaves y sin partículas de arrastre.

-Aplícate siempre un protector solar para evitar los nocivos efectos del sol, como las manchas solares y el envejecimiento prematuro.

prevenir-el-envejecimiento-del-escoteAdemás de estos cuidados básicos que apenas requieren cierta dosis de constancia, también puedes hacer uso de tratamientos profesionales para combatir el envejecimiento y la flacidez del escote y mejorar su aspecto. Algunos de los tratamientos más recomendables son:

-Luz Pulsada Intensa (IPL): es muy eficaz para unificar el tono de la piel y estimular la creación de nuevo colágeno y elastina, con lo que se consigue una notable mejoría de la calidad de la piel y permite que esta mantenga un aspecto suave y terso de forma más duradera.

-Peeling químico: su objetivo es promover la regeneración cutánea mediante la eliminación de las células muertas que se encuentran en las capas más superficiales de la piel. Con ello se consiguen además otros efectos: estimula la producción de colágeno, mejorando así la elasticidad de la piel; disminuye las arrugas; y elimina o atenúa las manchas propias de la edad u originadas por la exposición solar excesiva.

-Mesoterapia virtual: se trata de una técnica cuyo objetivo es aumentar la cantidad y profundidad de penetración de sustancias en la piel.

Esta técnica, totalmente indolora y carente de efectos negativos, tiene unos resultados óptimos sea cual sea el producto cosmético utilizado y está especialmente indicada para tratar el envejecimiento cutáneo y la flacidez

Peeling facial: mucho más que una limpieza perfecta

El peeling facial es un tratamiento estético de excepcional importancia en el cuidado de la piel. Su fin último es promover la regeneración cutánea mediante la eliminación de las células muertas que se encuentran en las capas más superficiales; al hacerlo, se obtienen otros efectos beneficiosos para la piel:

-Se estimula la producción de colágeno y, por tanto, mejora la elasticidad de la piel.

-Aporta luminosidad al cutis.

-Deja la piel limpia y en condiciones perfectas para absorber los cosméticos que nos apliquemos a continuación.

Peeling facialEn definitiva, se trata de un tratamiento con el que se consigue una piel más sana, más joven y con mejor aspecto, que no sólo regenera el cutis sino que además resulta idóneo para:

-Disminuir arrugas.

-Eliminar o atenuar las manchas propias de la edad o achacables a la exposición solar excesiva.

-Limpiar impurezas.

-Mitigar las secuelas del acné.

Existen distintos tipos de peeling, según se consideren dos aspectos del mismo; a saber, la profundidad del tratamiento y el método utilizado.

Si consideramos el primer criterio, hemos de diferenciar los siguientes peelings:

-Superficial: como su nombre indica, es aquel que actúa sólo en las capas más superficiales de la piel. Está indicado para las manchas y arrugas finas o, simplemente, para mejorar el estado general de la piel.

-Medio: su poder de penetración es mayor y, por ello, no sólo actúa en las capas más superficiales. Con este tipo de peeling es posible eliminar arrugas finas y medias, además de manchas cutáneas.

-Profundo: es el más efectivo pero también el más agresivo. Produce un efecto lifting y puede llegar a eliminar las arrugas marcadas.

Si tenemos en cuenta el segundo criterio diferenciador, es decir, la técnica empleada, podemos distinguir:

-Peeling químico: utiliza sustancias químicas, como ácido glicólico o retinoico.

-Peeling mecánico: los efectos deseados se consiguen mediante la abrasión mecánica por minúsculas partículas de piedras o cristales.

Por último, una advertencia, que no un consejo, fundamental: ¡después de hacernos un peeling no podemos exponernos al sol y hemos de utilizar un cosmético con un factor de protección solar alto!

Peeling y microdermabrasión, dos técnicas distintas para mejorar el aspecto del cutis

Actualmente existen diversas técnicas de renovación celular que, a través de distintos métodos, mejoran el aspecto de nuestra piel. Hoy queremos hablaros de dos de ellas: el peeling y la microdermabrasión.

El peeling facial es una técnica cuya función es facilitar la eliminación de las células muertas de las capas más superficiales del estrato córneo. El resultado es una piel más suave, saludable y con mejor textura.

Existen diversos tipos de peeling dependiendo del método utilizado. En un peeling químico, por ejemplo, se emplean sustancias como el ácido glicólico, salícico y láctico, entre otras.

Hay tres tipos de peeling químico en función de la profundidad a la que actúe, ya que dependiendo del poder de penetración de la sustancia utilizada se eliminarán más o menos capas de la piel. Con el peeling superficial se reducen los poros dilatados y se puede mejorar el aspecto de las cicatrices originadas por el acné. El peeling medio atenúa las primeras líneas de expresión y las manchas causadas por el sol, mientras que el peeling profundo también puede mitigar las arrugas y manchas propias de la edad, llegando incluso a eliminar algunas de ellas.

microdermabrasion

Microdermabrasión

Otra técnica equiparable al peeling es la microdermabrasión, que permite eliminar las células muertas de la piel estimulando la renovación celular y la producción de colágeno. Este tratamiento minimiza las manchas y la hiperpigmentación, mejora la textura y el brillo de la piel, combate el envejecimiento de la dermis y reduce las líneas de expresión, patas de gallo, señales y lesiones de acné. Mediante esta técnica la piel dañada y envejecida es sustituida por nuevas capas superficiales. El resultado es una piel renovada y sana.

Hay que tener en cuenta que tras cualquier tratamiento la piel queda desprotegida por lo que se recomienda utilizar siempre un protector solar.

¿Habéis probado alguna de estas técnicas? ¿Cuál preferís?