Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

Cómo prevenir y tratar el envejecimiento del escote

El cuello y el escote son dos zonas del cuerpo especialmente delicadas, ya que su piel es incluso más fina y sensible que la del rostro y además, al tener que soportar gran parte del peso del pecho, son más propensas a la aparición de pequeñas estrías o arrugas verticales, que se acrecientan con la deshidratación y desnutrición de la piel.

Para prevenir el envejecimiento del escote y combatir las arrugas y estrías, te recomendamos que sigas estos sencillos consejos:

-Diariamente y por la mañana aplícate una crema hidratante. Recuerda que la forma correcta de hacerlo es mediante movimientos circulares y ascendentes; de este modo conseguirás que el cosmético penetre mejor en la piel y evitarás que esta pierda firmeza.

-Por la noche utiliza una crema específica para nutrir tu piel y protegerla de los efectos negativos de los agentes externos, como la polución o los cambios de temperatura.

-Es conveniente exfoliar el escote una vez a la semana. Lo más aconsejable es que te apliques el producto mediante un suave masaje en forma de círculos. Esto ayudará a revitalizar la piel y eliminar mejor las impurezas. Si tu piel es especialmente delicada, exfóliala una vez cada quince días y utiliza para ello productos suaves y sin partículas de arrastre.

-Aplícate siempre un protector solar para evitar los nocivos efectos del sol, como las manchas solares y el envejecimiento prematuro.

prevenir-el-envejecimiento-del-escoteAdemás de estos cuidados básicos que apenas requieren cierta dosis de constancia, también puedes hacer uso de tratamientos profesionales para combatir el envejecimiento y la flacidez del escote y mejorar su aspecto. Algunos de los tratamientos más recomendables son:

-Luz Pulsada Intensa (IPL): es muy eficaz para unificar el tono de la piel y estimular la creación de nuevo colágeno y elastina, con lo que se consigue una notable mejoría de la calidad de la piel y permite que esta mantenga un aspecto suave y terso de forma más duradera.

-Peeling químico: su objetivo es promover la regeneración cutánea mediante la eliminación de las células muertas que se encuentran en las capas más superficiales de la piel. Con ello se consiguen además otros efectos: estimula la producción de colágeno, mejorando así la elasticidad de la piel; disminuye las arrugas; y elimina o atenúa las manchas propias de la edad u originadas por la exposición solar excesiva.

-Mesoterapia virtual: se trata de una técnica cuyo objetivo es aumentar la cantidad y profundidad de penetración de sustancias en la piel.

Esta técnica, totalmente indolora y carente de efectos negativos, tiene unos resultados óptimos sea cual sea el producto cosmético utilizado y está especialmente indicada para tratar el envejecimiento cutáneo y la flacidez

Diatermia: una técnica muy efectiva para revitalizar la piel

La diatermia es una terapia que consigue revitalizar la piel y estimular la producción de elastina y colágeno, mediante la utilización de corrientes de radiofrecuencia.

Esta última proteína, como seguramente sabéis, es fundamental para mantener la tersura de la piel y la firmeza de los músculos, gracias a la conjunción de los efectos térmico y antirradical que produce.

Mediante el primero, se incrementa el metabolismo celular, desencadenando una vasodilatación que favorece la oxigenación, el aporte de nutrientes y la eliminación de desechos orgánicos; indirectamente, también estimula el drenaje linfático. Y mediante el efecto antirradical, se normaliza el metabolismo celular, evitando la formación de radicales  libres y la oxidación de los tejidos, que son las causas principales del envejecimiento cutáneo.

Diatermia revitalizar pielDado que su acción se desarrolla desde la epidermis hasta el periostio (membrana que recubre el hueso), su efecto revitalizador alcanza a todos los tejidos que se encuentran en la zona tratada, lo que hace que esta terapia sea altamente eficaz. Si nos limitamos a su aplicación exclusivamente facial, se trata de una terapia indicada para combatir el envejecimiento de la piel y la falta de vitalidad, así como para estimular la circulación.

Con esta técnica, además, se consigue aumentar el índice de penetración dérmica, es decir, se favorece la absorción del cosmético que se aplique a continuación y, en consecuencia, su efectividad aumenta considerablemente. Por ello, también se utiliza como tratamiento preliminar para favorecer la absorción de cosméticos.

Serum: el poder de lo más específico y concentrado

Los serums son productos que juegan un papel fundamental en el cuidado de la piel, principalmente por dos motivos:

-Están concebidos para tratar un problema concreto, es decir, para ejercer una acción muy específica: existen serums hidratantes, antiarrugas, reafirmantes, …

-Tienen una concentración de principios activos significativamente superior a la de las cremas.

En lo que se refiere a su aspecto, son más líquidos y ligeros que las cremas faciales y por ello su absorción es más fácil y rápida; además, no engrasan ni serum facialmanchan la piel.

El serum debe aplicarse con la piel limpia, por la mañana y por la noche, y antes de la crema facial. En cuanto a la forma de hacerlo, es importante saber que deben evitarse los masajes ya que, al utilizarse en pequeñas cantidades, si realizamos un masaje quedará en la mano una parte muy importante del producto; además, la piel no necesita ninguna estimulación para absorber correctamente este cosmético. La conclusión, por tanto, es que el serum debe aplicarse siempre mediante pequeños toques.

No es necesario usar serums antes de los 25-30 años, excepto en el caso de los fumadores o de aquellas personas que están sometidas a un alto nivel de estrés, ya que es a partir de esta edad cuando empiezan a hacerse visibles en la piel los primeros signos de madurez: líneas de expresión, manchas, pequeñas arrugas, …

El cuello es una continuación de tu rostro. ¡Cuídalo!

Hoy en día la mayoría de las personas se preocupan de que su rostro tenga un aspecto bonito y saludable, y para conseguirlo lo cuidan y tratan diariamente; sin embargo normalmente no prestan la misma atención al cuello, a pesar de ser una zona del cuerpo casi tan cuidar piel cuellovisible como el rostro. Además, son varias las características diferenciadoras de esta zona que la hacen aún más vulnerable a los efectos del paso del tiempo:

-Las tres capas que conforman la piel del cuello son especialmente delgadas.

-Hay una menor presencia de melanocitos.

-El film hidrolipídico, que como sabes es el manto que protege nuestra piel, tiene menos grasa de la debida.

-La elasticidad del cuello es menor, ya que apenas tiene soporte óseo ni fibras de colágeno y sólo está sostenido por tres músculos.

En consecuencia, si queremos ralentizar el deterioro de esta zona debemos incluirla en nuestra rutina de belleza diaria y, además, tener presentes algunas recomendaciones:

-La limpieza, exfoliación e hidratación del cuello no es menos importante que la del rostro y requiere la misma atención.

-Para prevenir o tratar la deshidratación, la flacidez y el envejecimiento cutáneo, a partir de los 35 años es aconsejable utilizar productos cosméticos que contengan activos especialmente hidratantes.

-Un buen tono de los músculos del cuello ayuda a retrasar el envejecimiento. Para lograrlo, procura mantener el cuello erguido cuando camines o estés sentado; también es recomendable dormir con una almohada lo más baja posible ya que, cuanto más alta sea, más perjudicial es para los músculos de esta zona.

Cómo afecta el ejercicio físico a tu piel

Como todos sabemos, hacer ejercicio físico es muy beneficioso para la salud en general y, además, nos ayuda a mejorar nuestro aspecto, ya que con ello tonificamos los músculos y eliminamos la flacidez. Sin embargo, pocas personas saben que el ejercicio físico también tiene efectos cutáneos negativos, por lo que bien podemos decir que es un “arma de doble filo” para la piel.

Veamos en primer lugar los beneficios que aporta a nuestro cutis:

-Cuando realizamos una actividad física los vasos sanguíneos se dilatan, lo que permite que llegue a todos los órganos, y por tanto a nuestra piel, una cantidad mayor de flujo sanguíneo, consiguiendo así que recobre su luminosidad.

-Practicar deporte rebaja el nivel de estrés y con ello previene el envejecimiento prematuro general y cutáneo que éste provoca.

-Hacer ejercicio regularmente ayuda a conservar el colágeno en mejor estado. Como sabes, el colágeno es una proteína contenida en la piel que, al estar localizada entre la epidermis y los músculos, juega un papel fundamental en el mantenimiento de la tersura de la piel y la firmeza de éstos.

ejercicio físico y piel Ahora que ya conocemos los beneficios para la piel derivados de la práctica del ejercicio físico, conviene señalar los efectos menos positivos del mismo:

-En los deportistas, el recambio celular de la epidermis se acorta debido al desgaste continuo de la misma y, como consecuencia, la piel se deteriora antes.

-Durante el ejercicio físico nuestra temperatura corporal aumenta. Para evitarlo el organismo emite sudor a través de la piel, lo que produce un efecto refrescante al evaporarse el agua contenida en el sudor; sin embargo, durante este proceso también se pierden minerales y con ello se favorece el envejecimiento prematuro de la piel.

-Para concluir, hemos de mencionar una vez más los negativos efectos de la exposición a la radiación solar, acrecentada si realizamos la actividad física al aire libre y que, como sabemos, provoca un aumento de los radicales libres acelerando así el natural proceso de envejecimiento cutáneo.

El azufre también puede mejorar tu piel

El azufre es un elemento químico de color amarillento que, además de ser muy abundante en la corteza terrestre, forma parte de todos los organismos vivos, ya que resulta imprescindible en algo tan necesario y fundamental como es la síntesis de proteínas. Nuestro cuerpo, como organismo vivo que es, no sólo necesita el azufre sino que, además, éste está Azufre propiedadespresente en la composición de diversas hormonas y vitaminas, como la insulina o la vitamina B1; por último, también contienen azufre numerosos alimentos, como el ajo, la cebolla, el brócoli, el repollo, las manzanas y muchos más.

Aún cuando desde siempre se ha asociado a situaciones  desagradables o se destaca el poder corrosivo del ácido sulfúrico del que forma parte, el hecho es que el azufre tiene numerosas propiedades muy beneficiosas para el organismo en general y para la piel en particular; por ello, no debe extrañarnos que esté presente en la composición de numerosos productos cosméticos destinados al cuidado de la piel:

-Favorece la síntesis de colágeno y queratina, fundamentales para la formación del cabello, las uñas y la piel, y también para mantener la firmeza de esta última.

-Tiene propiedades antibacterianas y fungicidas: en el organismo, el azufre actúa como un potente desinfectante debido a su facilidad para unirse a las sustancias tóxicas, lo que facilita su neutralización y eliminación; en concreto, resulta muy adecuado para combatir la psoriasis y el acné.

-En caso de alergias cutáneas actúa como calmante.

Gimnasia facial: para mantener en forma esos otros músculos

No sólo tenemos músculos en piernas y brazos. Todas las partes de nuestro cuerpo los necesitan y, más aún si cabe el rostro, donde los movimientos y gestos son continuos.

Si mantener un buen tono muscular es importante para la salud y bienestar, ¿ por qué no cuidar debidamentes estos pequeños y delgados músculos que conforman la parte más visible de nuestro cuerpo y nos permiten transmitir la alegría, el enfado o la sorpresa o, simplemente y sin que podamos evitarlo, muestran cómo nos sentimos?

La gimnasia facial consiste en una serie de ejercicios que tienen como objetivo fortalecer los músculos de la cara, el cuello y el escote.

Mediante estos ejercicios podemos conseguir resultados terapéuticos, como aliviar los dolores de cabeza, cuello o mandíbula provocados por posturas indebidas, gestos o estrés; o recuperar funciones musculares del rostro afectadas por parálisis facial.gimnasia facial

Y también resultados estéticos ya que, obviamente, son muy beneficiosos para la piel:

-La gimansia facial estimula la circulación y, en consecuencia, oxigena el rostro y favorece que los productos cosméticos que nos apliquemos a continuación sean absorbidos más fácilmente.

-Mejora la elasticidad y firmeza de los músculos y así ayuda a combatir la flacidez.

-Como sabes, el estrés tiene numerosos efectos negativos en nuestro organismo y, también, en la piel: el cutis se vuelve más frágil, es más propenso a irritarse, se deshidrata, … Con la gimnasia facial conseguiremos aliviar esa tensión, nos sentiremos más relajados y así nuestra piel tendrá mejor aspecto.

-El masaje ayuda a la eliminación de toxinas y tonifica los músculos, con lo que se consigue un rostro más fresco y joven.

¿Por qué se producen las arrugas y cómo se combaten?

Las arrugas son una de las consecuencias del proceso de envejecimiento, ya sea fisiológico o inducido. Con la edad, la división celular se hace más lenta, lo que provoca que la red de elastina, las fibras de colágeno, el grado de humedad, … que mantienen el tono de la piel, disminuyan en calidad y cantidad, lo que hace que el tejido se afloje dando lugar a depresiones en la superficie. Es lo que conocemos como arruga.

Las arrugas pueden clasificarse en función de diversos aspectos, como su profundidad, el orden de aparición o el origen. Este último aspecto es el más utilizado y da lugar a los siguientes tipos:

Arrugas gravitacionales

Son las causadas por la gravedad, ya que esta fuerza también actúa en nuestra piel, tirando suavemente de ella hacia abajo. La resistencia para oponerse a la fuerza de la gravedad viene arrugasdeterminada por los genes y el tipo de piel. Dentro de estas arrugas se encuentran las llamadas líneas de marioneta (de los labios hacia abajo).

Arrugas dinámicas

El movimiento de los músculos del rostro está en el origen de estas arrugas, pues cada vez que fruncimos la cara para sonreír, o por el sol, por estrés, … estamos creando patrones que pueden convertirse en líneas de expresión y arrugas, ya que a largo plazo el movimiento repetitivo va dejando su huella visible en la piel.

Estas arrugas se hacen más evidentes con la pérdida de elastina y colágeno de la piel.

Como ejemplo podemos nombrar las arrugas en la frente y las llamadas patas de gallo en el contorno de los ojos.

Arrugas de origen mixto

Como su nombre indica, son debidas a una combinación de los efectos anteriores: gravedad y movimiento repetitivo.

Un ejemplo son las arrugas del cuello formadas por la acción de la gravedad y la repetición del gesto de subir y bajar la cabeza.

Existen muchas formas de minimizar, evitar y corregir las arrugas:

-Asegurándonos de que nuestra piel tenga un nivel adecuado de elastina y colágeno, que son los responsables de mantenerla firme y lozana. El colágeno se altera por la exposición al sol o por una inadecuada alimentación y estilo de vida (estrés, sueños, etc).

-Disminuyendo los radicales libres, causantes del envejecimiento prematuro de la piel. Esto se logra evitando el consumo de tóxicos, reduciendo el de carnes rojas y aumentando el de frutas, verduras y hortalizas, que son productos ricos en antioxidantes capaces de combatir estos radicales y minimizar sus efectos negativos.

En resumen, podemos decir que la mejor forma de conseguirlo es cuidando nuestra piel y siguiendo un estilo de vida saludable. 

Doctora Concepción Llorens, experta en medicina estética.

Caviar: un lujo para el paladar y también para la piel

Aunque el término caviar se utiliza en la actualidad para cualquier producto elaborado a partir de las huevas de pescado o marisco, queremos referirnos aquí a su acepción más clásica y conocida, es decir, al producto compuesto casi exclusivamente de huevas de esturión.

Considerado universalmente un manjar refinado al alcance de muy pocos, constituye un referente clásico de la gastronomía más sofisticada; caviarsin embargo, es menos conocido por su utilización en cosmética.

Las razones, al margen de gustos y sabores, son las múltiples propiedades saludables y nutritivas que posee, tanto para el organismo en general como para la piel, consecuencia de un contenido excepcionalmente elevado de vitaminas, minerales y proteínas. En su composición destaca por su riqueza en aminoácidos, sales minerales, hierro, cinc, vitamina B y ácidos grasos esenciales.

Las propiedades cosméticas más destacables son:

-Gran capacidad de regeneración celular, contribuyendo a reducir las arrugas de expresión y las propias de la edad, actuando como un lifting, incluso de efectos inmediatos a partir de cierta concentración. Además, también tiene propiedades cicatrizantes.

-Alto poder reafirmante, debido principalmente a su capacidad para reestructurar la capa córnea de la piel.

-Ayuda a mantener los niveles de hidratación.

-Si se aplica en todo el cuerpo, el caviar es excelente para tonificar la piel y  combatir la celulitis.

En general, podemos decir que su uso reduce las arrugas y proporciona un aspecto más luminoso y firme a la piel, en definitiva, más joven.

 

Rejuvenece comiendo I

Según la Comisión de Nutrición del Colegio de Médicos de Madrid “comer bien proporciona energía celular y reconstrucción molecular”.

La nutrición antiedad, como parte fundamental de una buena alimentación, tiene por objetivo evitar que el oxígeno excedente de las funciones celulares pase a la sangre. Los alimentos antioxidantes absorben este oxígeno excedente, que es el causante del envejecimiento, por lo que el consumo de este tipo de alimentos es especialmente recomendable para mantenerse joven.

La piel está constantemente sometida a una enorme presión oxidante, lo que provoca la aparición de arrugas. Los estudios más recientes demuestran que la ingesta legumbresde antioxidantes (vitaminas C, E) ayuda a proteger el cuerpo de la oxidación y disminuye la probabilidad de que se formen pliegues en la zona facial. Así, un estudio de la Universidad Charité, de Alemania, afirma que “las personas que tienen una gran proporción de antioxidantes en la piel parecen mucho más jóvenes”.

Los alimentos más recomendables en este sentido son: legumbres, quinoa, huevos, arroz, aceite de oliva, soja y derivados, verduras y frutas.

A continuación, vamos a ver las características y beneficios que proporcionan estos alimentos, así como la forma de consumo más aconsejable. Dejaremos para el siguiente post las verduras y frutas.

Legumbres

Son ricas en proteínas de carácter vegetal, hidratos de carbono, fibra, minerales y vitaminas.

Quinoa

No es propiamente un cereal, aunque forme granos y semillas. Se trata de una planta que se cultiva en algunos países de Sudamérica (Bolivia, Perú, …) y en Estados Unidos. El sabor de la quinoa recuerda al del arroz integral y fue el alimento básico de los incas durante miles de años.

Es rica en proteínas, calcio y hierro. Además, tiene un buen balance de aminoácidos, a partir de los cuales se generan las proteínas: es excepcionalmente alta en lisina, un aminoácido no muy abundante en el reino vegetal; contiene todos los aminoácidos esenciales, particularmente arginina e histidina, que son básicos para la formación de las cadenas proteicas.

Comer quinoa además de aportar una buena cantidad de nutrientes al organismo y a la piel, restablece la hidratación cutánea, por lo que está especialmente recomendada para mejorar pieles sensibilizadas, secas, desnutridas e irritadas.

Huevos

Son ricos en proteínas y vitaminas A, B, D y E.

Su consumo previene enfermedades cardiovasculares y cataratas; además, proporciona elasticidad y brillo a la pielHuevos y el cabello.

Arroz

Es rico en vitaminas del complejo B y, además, contiene importantes cantidades de tiamina, niacina, fósforo, riboflavina, potasio y fibras.

Su cáscara tiene un elevado contenido de silicio, que ayuda a mantener el tono de la piel y previene la flacidez cutánea.

Se trata pues de un cereal muy nutritivo, ideal para cualquier tipo de dieta o exigencia nutricional. Se recomienda consumir el arroz integral, ya que contiene parte del salvado de la cáscara y con aceite olivaello la mayoría de sus nutrientes.

Aceite de oliva

Contiene polifenoles que evitan la oxidación celular, que es la causante del envejecimiento.

Su consumo también mejora la estructura de la epidermis y retrasa el envejecimiento cutáneo desde el interior del organismo.

Soja y derivados

La soja evita el envejecimiento prematuro de la piel de tres maneras distintas: reteniendo la hidratación de la piel, actuando como antioxidante y estimulando la creación de colágeno.

La mejor forma de aprovechar sus propiedades es ingerirla en estado natural o en lecitina.

Doctora Concepción Llorens, experta en medicina estética.