Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

Peeling ultrasónico: una técnica no agresiva

Como sabemos, el objetivo último de un peeling es permitir la regeneración de la piel mediante la eliminación de las células muertas de las capas más superficiales del estrato córneo. El resultado será una piel renovada, limpia de impurezas y pequeñas imperfecciones, más suave y con mejor circulación.

El peeling ultrasónico, a diferencia de los tratamientos tradicionales, no utiliza ninguna crema o sustancia abrasiva, ya que se basa en la aplicación de ultrasonidos: la onda ultrasónica genera calor y vibración de intensidad ajustada a las necesidades de cada piel; al mipeeling ultrasonicosmo tiempo, la espátula unida al equipo extrae las impurezas que se desprenden.

Se trata de una técnica indolora y muy completa, ya que, además de conseguir la limpieza y regeneración cutánea, mejora el metabolismo celular, ayudando a recuperar el colágeno y la elastina que la piel va perdiendo con la edad, y favorece la penetración de cosméticos. De este modo la piel, ya limpia y libre de impurezas, recupera la elasticidad, firmeza y flexibilidad, y queda en perfectas condiciones para nutrirse.

Después de este tratamiento y durante una o dos semanas conviene aplicar cremas hidratantes sobre la zona y no exponerla al sol.

El peeling ultrasónico puede utilizarse para tratar problemas específicos de la piel, como manchas, deshidratación, arrugas leves, líneas de expresión, acné, puntos negros, poros dilatados y fotoenvejecimiento.

Recuperar la juventud del rostro también es posible sin cirugía

El envejecimiento cutáneo es un proceso dinámico de oxidación y degradación celular, caracterizado por la pérdida de elasticidad del tejido, un significativo adelgazamiento de la piel y la aparición de anomalías superficiales en forma de manchas.

Podemos decir, en general, que una piel joven es firme, suave y de tono uniforme y brillante; en cambio, la piel envejecida es mucho más flácida y áspera, y presenta arrugas y pigmentaciones anormales.

Todo esto es consecuencia de dos tipos de factores: por un lado, se trata de un proceso fisiológico natural asociado a la edad, en el que juegan un papel fundamental la herencia genética y los cambios hormonales; y por otro, de la incidencia de factores externos, algunos inevitables, como la contaminación, el estrés, la inadecuada alimentación y, principalmente, la excesiva exposición a los rayos ultravioletas solares.

La lucha contra el envejecimiento cutáneo se puede plantear básicamente de dos formas: mediante tratamientos preventivos, que se centran en retrasar o aminorar los efectos del envejecimiento; y mediante tratamientos reparadores, que se ocupan de mejorar el estado de una piel ya envejecida.

Entre los tratamientos reparadores merece especial atención el fotorrejuvenecimiento, por tratarse de una técnica eficaz y novedosa que no requiere cirugía. De ella hablaremos a continuación.

El fotorrejuvenecimiento fotorejuvenecimientoes un tratamiento no invasivo que consiste en la aplicación de pulsos de luz para borrar los signos del envejecimiento cutáneo.

Se trata de un tratamiento personalizado, que empieza por analizar las imperfecciones de la piel. Así es posible adaptarse a las características específicas de cada persona y utilizar el tipo y cantidad exacta de energía más adecuada para obtener los mejores resultados.

Este tratamiento consigue remodelar el colágeno sin dañar la epidermis: la luz penetra en la piel y actúa atenuando las manchas y estimulando la producción de nuevo colágeno.

Se puede aplicar en cara, escote y dorso de las manos y está especialmente indicado para tratar lesiones vasculares, manchas solares o propias de la edad, y pecas.

Con este tratamiento se mejora la elasticidad de la piel y se atenúan las manchas solares y los pequeños defectos vasculares, con lo que se consigue mejorar la textura, calidad, brillo y suavidad de la piel, y eliminar pequeñas arrugas y defectos; en definitiva, una piel más joven.

¿Qué es el colágeno y para qué sirve?

Cuando hablamos de los tratamientos de belleza y cuidado de la piel y, más concretamente, de los tratamientos cosméticos para combatir su envejecimiento, difícilmente podemos evitar nombrar el colágeno. Ambos conceptos están en la práctica fuertemente asociados y, sin embargo, ¿realmente sabemos qué función cumple el colágeno en relación con la piel y por qué es tan importante?. En este post nos ocuparemos de dar respuesta a estas preguntas.

El colágeno es una proteína contenida en la piel, que representa casi el 30% del total de proteínas de nuestro cuerpo.

Al estar localizada entre la epidermis y los músculos, juega un papel fundamental en el mantenimiento de la tersura de la piel y la firmeza carade éstos. De hecho, sin la ayuda de las fibras de colágeno, la piel pierde resistencia y la firmeza de la estructura de las células disminuye.

Las fibras de colágeno son normalmente lisas y se hallan dispuestas en paralelo. Con el paso del tiempo, se deterioran y modifican su estructura, lo que favorece el envejecimiento cutáneo y da lugar a las arrugas.

Para combatirlas y conseguir mantener la piel suave y elástica, existen diversos tipos de tratamientos con colágeno. Su función consiste en atravesar la barrera dérmica y penetrar en la piel, nutriendo y estimulando las células para la producción de nuevo colágeno. Simultáneamente a este efecto nutritivo y estimulador, que es el fundamental, también tiene un efecto hidratante y humectante.

Como vemos, todos estos tratamientos tienen como finalidad principal renovar los tejidos conjuntivos, reforzando así su capacidad para retener agua y restableciendo con ello la hidratación interna de las células, lo que favorece la suavidad y elasticidad de la epidermis y combate las arrugas.


Consigue una piel más joven con la radiofrecuencia facial

Con el paso del tiempo la piel  pierde su firmeza y se hacen visibles los signos de la edad: flacidez, arrugas, etc. Con la radiofrecuencia facial puedes recuperar el brillo y la juventud de tu rostro, ¡sin necesidad de pasar por el quirófano!

Este tratamiento es la primera técnica queradiofrecuencia facial tensa y estira la piel de forma inmediata y duradera, sin necesidad de cirugía; por ello, merece sin duda ser considerada como una de las innovaciones terapéuticas más importantes que se han desarrollado en los últimos años.

Con la actual tecnología de radiofrecuencia facial se consigue un calentamiento de la piel que es a la vez profundo y selectivo, ya que afecta sólo a la dermis y las capas subcutáneas mientras mantiene protegida la epidermis. De este modo, es posible tratar la flacidez y el envejecimiento cutáneo.

El efecto inmediato es la retracción del colágeno, lo que permite que todo el tejido adquiera firmeza.

A más largo plazo, el proceso es más lento y puede durar hasta cuatro meses. Se trata de la reestructuración del colágeno profundo, lo que incluye la Tratamiento radiofrecuencia facialformación de nuevas fibras que sustituyan a las envejecidas y hagan más elásticos los tejidos, mejorando así el estado de la piel y mitigando las huellas del paso del tiempo.

Es, en definitiva, un tratamiento cuyos resultados son visibles desde el primer día, aunque los mejores se obtienen pasados entre 2 y 4 meses de la sesión de tratamiento; además, es indoloro y sólo sentirás una ligera sensación de calor en tu rostro.

Veamos por último y con más detalle qué resultados pueden conseguirse con la radiofrecuencia facial:

- Formación y reestructuración de las células productoras de colágeno y elastina.

- Corrección del descolgamiento cutáneo, es decir, de la flacidez.

- Mejora la tersura y tonicidad de la piel.

- Elimina el doble mentón.

- Aporta nutrición y oxigenación al tejido cutáneo.

- Potencia el drenaje, ayudando así a eliminar las sustancias de desecho.