Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

Autobronceadores: ventajas, inconvenientes, consejos de uso

Los autobronceadores son productos cosméticos que broncean la piel sin dañarla, al hacerlo de forma controlada y progresiva.

Aunque hoy en día su uso está generalizado, originalmente estaban destinados exclusivamente a las personas que apenas podían exponerse al sol a causa de la elevada sensibilidad de su piel.

Considerando la forma en que actúan, podemos distinguir dos tipos de autobronceadores:

-Los que activan la melanina de nuestra piel y con ello dan lugar a un bronceado con un color natural, similar al que conseguiríamos tomando el sol.

-Aquellos cuyo contacto con la piel da lugar a su oxidación, es decir, a la reacción con el oxígeno contenido en el aire de los aminoácidos presentes en las capas más externas de la epidermis. El bronceado así conseguido tiene un tono marrón tostado.

En ambos casos la persona puede elegir entre dos versiones: con color o sin él. Lo más recomendable es optar por los que incorporan color, ya que así sabremos en qué zonas hemos extendido el producto y será más fácil aplicarlo correctamente.

autobronceador-consejosAhora que ya sabemos cómo actúan, veamos los aspectos positivos y negativos de este tipo de productos.

Entre los positivos podemos destacar los siguientes:

-Es la forma más saludable de conseguir un bonito tono de piel, sin correr el riesgo de acelerar su deterioro o dañarla.

-Los autobronceadores se pueden utilizar durante todo el año, siempre que se contrarreste la sequedad que su uso continuo puede provocar, para lo cual será necesario realizar una hidratación más intensa y frecuente de la misma.

-Existen autobronceadores que llevan incorporado un protector solar, lo que resulta muy práctico en verano ya que así no será necesario aplicárselo encima.

Y, entre los negativos:

-Los autobronceadores hacen más visibles las manchas de la piel.

-Si  no dejamos secar el producto el tiempo suficiente, puede manchar nuestra ropa.

-Si la piel no está limpia y uniforme, el bronceado puede quedar irregular o con manchas; por ello, es fundamental exfoliar la piel antes de la aplicación y extender el producto de forma cuidadosa por todas las partes que deseamos broncear.

Algunos secretos para prolongar el bronceado

Seguramente a estas alturas del verano tu piel tiene un tono moreno que te gustaría conservar el mayor tiempo posible. Sigue estos consejos y conseguirás mantenerlo.

 1. Exfolia tu piel

Es fundamental eliminar las células muertas que se han ido acumulando en nuestra piel durante los meses de verano. Esto nos ayudará a mejorar el proceso de renovación celular y, por tanto, el aspecto de nuestra piel.

 2. Hidrátala a diario

Si tenemos la piel seca es más probable que ésta se descame,  lo que dará lugar a la pérdida del bronceado; para evitarlo, debemos hidratar nuestra piel todos los días. Lo más recomendable es aplicarnos una crema hidratante por la mañana y una reparadora antes de acostarnos; de este modo, nutriremos nuestra piel y le devolveremos su elasticidad y firmeza.

prolongar bronceado

 3. Bebe agua

En este blog ya hemos hablado de la importancia de mantener la piel hidratada tanto por dentro como por fuera, ya que de la hidratación de la piel depende su flexibilidad y resistencia. Lo más aconsejable es beber 1 litro y medio de agua al día, distribuido a lo largo de la jornada.

 4. Cuida tu alimentación

El consumo de alimentos ricos en betacarotenos, como las zanahorias, las espinacas, el melón y el melocotón, ayuda a mantener el bronceado durante más tiempo y con mayor intensidad.

 5. También pueden ayudarte los autobronceadores

Son menos perjudiciales para la salud que los rayos UVA y, además de dar color, hidratan la piel y prolongan el tono moreno.

Doctora Concepción Llorens, experta en medicina estética.