Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

Diatermia: una técnica muy efectiva para revitalizar la piel

La diatermia es una terapia que consigue revitalizar la piel y estimular la producción de elastina y colágeno, mediante la utilización de corrientes de radiofrecuencia.

Esta última proteína, como seguramente sabéis, es fundamental para mantener la tersura de la piel y la firmeza de los músculos, gracias a la conjunción de los efectos térmico y antirradical que produce.

Mediante el primero, se incrementa el metabolismo celular, desencadenando una vasodilatación que favorece la oxigenación, el aporte de nutrientes y la eliminación de desechos orgánicos; indirectamente, también estimula el drenaje linfático. Y mediante el efecto antirradical, se normaliza el metabolismo celular, evitando la formación de radicales  libres y la oxidación de los tejidos, que son las causas principales del envejecimiento cutáneo.

Diatermia revitalizar pielDado que su acción se desarrolla desde la epidermis hasta el periostio (membrana que recubre el hueso), su efecto revitalizador alcanza a todos los tejidos que se encuentran en la zona tratada, lo que hace que esta terapia sea altamente eficaz. Si nos limitamos a su aplicación exclusivamente facial, se trata de una terapia indicada para combatir el envejecimiento de la piel y la falta de vitalidad, así como para estimular la circulación.

Con esta técnica, además, se consigue aumentar el índice de penetración dérmica, es decir, se favorece la absorción del cosmético que se aplique a continuación y, en consecuencia, su efectividad aumenta considerablemente. Por ello, también se utiliza como tratamiento preliminar para favorecer la absorción de cosméticos.

Consigue una piel más joven con la radiofrecuencia facial

Con el paso del tiempo la piel  pierde su firmeza y se hacen visibles los signos de la edad: flacidez, arrugas, etc. Con la radiofrecuencia facial puedes recuperar el brillo y la juventud de tu rostro, ¡sin necesidad de pasar por el quirófano!

Este tratamiento es la primera técnica queradiofrecuencia facial tensa y estira la piel de forma inmediata y duradera, sin necesidad de cirugía; por ello, merece sin duda ser considerada como una de las innovaciones terapéuticas más importantes que se han desarrollado en los últimos años.

Con la actual tecnología de radiofrecuencia facial se consigue un calentamiento de la piel que es a la vez profundo y selectivo, ya que afecta sólo a la dermis y las capas subcutáneas mientras mantiene protegida la epidermis. De este modo, es posible tratar la flacidez y el envejecimiento cutáneo.

El efecto inmediato es la retracción del colágeno, lo que permite que todo el tejido adquiera firmeza.

A más largo plazo, el proceso es más lento y puede durar hasta cuatro meses. Se trata de la reestructuración del colágeno profundo, lo que incluye la Tratamiento radiofrecuencia facialformación de nuevas fibras que sustituyan a las envejecidas y hagan más elásticos los tejidos, mejorando así el estado de la piel y mitigando las huellas del paso del tiempo.

Es, en definitiva, un tratamiento cuyos resultados son visibles desde el primer día, aunque los mejores se obtienen pasados entre 2 y 4 meses de la sesión de tratamiento; además, es indoloro y sólo sentirás una ligera sensación de calor en tu rostro.

Veamos por último y con más detalle qué resultados pueden conseguirse con la radiofrecuencia facial:

- Formación y reestructuración de las células productoras de colágeno y elastina.

- Corrección del descolgamiento cutáneo, es decir, de la flacidez.

- Mejora la tersura y tonicidad de la piel.

- Elimina el doble mentón.

- Aporta nutrición y oxigenación al tejido cutáneo.

- Potencia el drenaje, ayudando así a eliminar las sustancias de desecho.