Cosmética Personalizada

Cosmética Personalizada -

Cuidados especiales que necesita tu piel en primavera

Parece que por fin ha llegado la primavera y con ella se va el frío, el viento y la lluvia; en su lugar llega el buen tiempo, con más sol y temperaturas más elevadas. Nuestra piel necesita recuperarse y prepararse para la próxima estación. Veamos qué cuidados especiales son más convenientes para nuestra piel en esta época del año:

como cuidar la piel en primavera

-Es muy importante limpiar la piel dos veces al día, por la mañana y por la noche. La limpieza ha de incluir, además del cutis,  el cuello, el escote y el contorno de los ojos.

-En esta época del año es fundamental hidratar la piel para combatir así la sequedad producida durante el invierno; por ello, conviene usar cremas hidratantes y humectantes. ¡Durante el día no olvides aplicarte un protector solar!

-Una vez a la semana es muy aconsejable utilizar una mascarilla. En el mercado hay una gran variedad, en función del problema a tratar: hidratantes, antiedad, oxigenantes, … Elige la que más te convenga, póntela sobre el rostro limpio y deja que actúe durante unos 20 minutos.

-La primavera es el momento idóneo para preparar la piel para el verano: si quieres lucir una piel sana con un bonito tono dorado debes aumentar el consumo de frutas y verduras ricas en betacarotenos, ya que esta sustancia hace que la piel adquiera este tono y, además, favorece la formación de vitamina A que, como sabes, es necesaria para mantener la piel en buen estado.

-Esta época también es especialmente adecuada para realizar tratamientos de cabina, como fotorrejuvenecimiento, radiofrecuencia, peeling, …

Recupera tu piel después de los excesos de estas fiestas

Los excesos que hemos cometido durante estas fiestas (comidas copiosas con un alto contenido en grasas, dulces, alcohol, un uso excesivo del maquillaje, …) también deterioran nuestra piel ya que, como sabes, está expuesta tanto a agresiones externas como internas. Es, por tanto, el momento idóneo para prestarle una atención especial con el fin de recuperar sus mejores cualidades. Para ello, sigue estos sencillos consejos y verás cómo tu piel gana brillo y vitalidad y mejora su aspecto:

recuperar piel después de fiestas1. Asegúrate de que en tu cocina no falten los siguientes alimentos, que te permitirán seguir una dieta equilibrada y no abusar de las grasas:

-Frutas y verduras: en cuanto a las primeras, las más recomendables son las ricas en vitamina C , como la naranja, el limón o el kiwi, ya que esta vitamina es un poderoso antioxidante y, además, mejora la producción de colágeno que, como sabes, es fundamental para mantener la piel tersa. Las verduras que contienen betacarotenos, entre las que se encuentran las espinacas, zanahorias y acelgas, también son muy aconsejables, debido a que esta sustancia promueve la formación de vitamina A, imprescindible para mantener la piel en buenas condiciones.

-Frutos secos: contienen aceites esenciales para nutrir la piel.

-Pescado: es rico en selenio, mineral que destaca por su capacidad para combatir los radicales libres, y omega 3, producto esencial para mantener la piel sana y bonita.

-Soja: su contenido en isoflavonas la convierte en un alimento ideal para  el organismo en general, puesto que favorece la producción de colesterol bueno y mantiene el malo en un nivel bajo, y para la piel en particular, debido a su papel fundamental en la formación de colágeno.

-Aceite de oliva virgen: mejora la estructura de la epidermis y retrasa el envejecimiento cutáneo.

Por último, procura ingerir alimentos que contengan vitaminas del grupo B, ya que intervienen en los procesos de renovación celular. Puedes encontrarlas en verduras, frutas, legumbres, carnes y pescados.

2. Bebe 1 litro y medio de agua a diario: es fundamental para limpiar el organismo y recuperar líquidos; además, al mantener la piel hidratada, tanto desde el interior como desde el exterior, conservamos su flexibilidad y resistencia.

3. Mantén tu piel limpia e hidratada. Para ello, debes eliminar el maquillaje y la suciedad acumulada y aplicarte una crema hidratante, tanto por la mañana como por la noche. Una vez a la semana ponte una mascarilla nutritiva o hidratante.

Los cosméticos con activos especialmente hidratantes, como el ácido hialurónico, te ayudarán a conseguir el objetivo.

La exfoliación también debe formar parte de tu rutina de belleza ya que, como sabes, así retiramos las células muertas y aceleramos el proceso de regeneración celular, consiguiendo de este modo una piel más luminosa y limpia. En cuanto a la frecuencia con la que debes realizarla,  depende de tu tipo de piel: si es muy sensible o fina, conviene hacerlo cada quince días, ya que si la exfolias más a menudo  podrías irritarla y deteriorar así su aspecto y salud.

Prepara tu piel para estas fiestas

Se acercan las Navidades y como siempre vendrán acompañadas de fiestas, encuentros y comidas con compañeros de trabajo, familiares y amigos. Si, como es natural, en todos los eventos nos preocupamos por mostrar nuestra mejor imagen, más aún hemos de hacerlo cuando se trata de las personas más cercanas a la piel en navidad nosotros y en estas fechas tan especiales.

Para ayudarte a conseguirlo te proponemos un sencillo ritual de belleza, que debes poner en práctica unos días antes de Navidad.

1. Hazte una limpieza facial. Puedes optar por acudir a un centro de estética para ponerte en manos de un profesional o, si prefieres realizarlo tú misma, empieza por colocarte una toalla tibia sobre el rostro para abrir los poros y, a continuación, aplícate el producto limpiador.

2. Ahora ya puedes exfoliar tu piel. Como sabes, la exfoliación es uno de los principios básicos de belleza. Mediante este procedimiento retiramos las células muertas, con lo que conseguimos una piel más luminosa y limpia y en condiciones óptimas para absorber los productos cosméticos que nos apliquemos a continuación.

3. Ponte una mascarilla hidratante o vitamínica sobre el rostro y déjala actuar durante 20 minutos.

4. Es el momento de aplicar una crema muy hidratante. Son especialmente recomendables las que contienen ácido hialurónico, ya que ayuda a mantener la piel en perfectas condiciones de hidratación y elasticidad.

5. Si quieres que tu piel no esté pálida, puedes utilizar toallitas autobronceadoras. Con ello conseguirás darle un tono más dorado.

6. Para el cuidado de la piel de las manos, pies y, en general, del resto del cuerpo, no olvides aplicarte una crema hidratante todos los días después de la ducha. Son muy aconsejables las que contienen vitamina E.

Si quieres conseguir resultados más rápidamente, puedes realizar un tratamiento de mesoterapia con ácido hialurónico o vitaminas. De inmediato, tu rostro tendrá un aspecto más firme y luminoso, ya que con esta técnica se consigue aumentar la cantidad y profundidad de penetración de sustancias en la piel, aumentando notablemente la efectividad.

Rutina facial para hombres

Hace ya algunos años que el cuidado de la piel ha dejado de ser algo exclusivo de la mujer. Cada vez son más los hombres que utilizan habitualmente cremas faciales, más allá de las específicas del afeitado. Sin embargo, con frecuencia desconocen cómo y cuándo utilizarlas así como la forma de preparar la piel para facilitar su absorción y otros cuidados necesarios.

Hoy queremos ocuparnos de vosotros y ofrecerosrostro masculino algunos consejos sencillos pero fundamentales sobre el cuidado facial. La rutina que os proponemos no requiere mucho tiempo, aunque sí constancia. Si la sigues, pronto notarás tu piel más sana, suave e hidratada, en definitiva, más bonita.

Empieza el día lavándote la cara con un gel limpiador y agua caliente o templada. Así conseguirás ablandar la piel y abrir los poros, que es el estado ideal antes del afeitado. Si no te afeitas, sigue el mismo procedimiento aunque, si lo prefieres, puedes utilizar agua fría. Si tu piel es mixta, el gel ha de ser no comedogénico para evitar la aparición de granos y puntos negros.

Diariamente utiliza una crema hidratante con protección solar. A partir de los 30 años es aconsejable aplicar un serum antes de la crema.

También conviene usar cada día un contorno de ojos. De este modo, reducirás las posibles bolsas y atenuarás las ojeras y signos de fatiga.

Antes de acostarse es recomendable lavarse la cara con agua templada, que  abre los poros y favorece la absorción de los productos cosméticos, y aplicarse a continuación una crema nutritiva. Ten presente que la crema ha de aplicarse con movimientos ascendentes y  que no debes usarla en el contorno de ojos, pues esta zona es muy delicada y requiere un producto específico.

Además, una vez por semana deberías hacer una exfoliación facial para eliminar las células muertas y renovar la epidermis. Después de la exfoliación, aplicarás una mascarilla calmante y un tónico facial seguido de una crema hidratante ligera con protección solar.

Y, por último, es recomendable hacer una limpieza facial profesional dos veces al año, en primavera y verano, para eliminar las impurezas y preparar la piel para la próxima estación.

¿Por qué es importante exfoliar la piel?

La exfoliación facial es uno de los principios básicos de belleza y tiene un papel fundamental en el cuidado de la piel.

Mediante este procedimiento retiramos las células muertas que se acumulan en la epidermis y aceleramos la regeneración celular. De este modo, conseguimos una piel más luminosa y especialmente limpia, ideal para absorber de modo óptimo los productos que nos apliquemos a continuación.

Es muy aconsejable, por tanto, que la exfoliación forme parte de nuestra rutina de belleza.

 

cutis sano y bonito¿Cómo realizar una correcta exfoliación?

 Los pasos a seguir son muy sencillos:

-Empieza por humedecer el rostro con agua templada. Así, la piel se ablandará y los poros se abrirán.

-Aplica a continuación el producto exfoliante con movimientos suaves, circulares y ascendentes. Hay que evitar el contorno de ojos ya que en esta zona la piel es más sensible.

-Retira ahora el producto con agua tibia.

-Para terminar, lo ideal es aplicar una mascarilla hidratante, revitalizante, calmante o astringente, dependiendo del tipo de piel.

¿Con qué frecuencia debemos hacerlo?

Depende del tipo de piel. Aconsejamos realizarla una vez por semana con un exfoliante suave, si tu piel es normal. En caso de pieles sensibles o finas, conviene hacerlo cada quince días, ya que exfoliarla más a menudo podría irritarla innecesariamente.

Cómo lucir una piel bonita en otoño

Con los cambios de estación la piel sufre: el frío, el calor y el viento deterioran nuestro cutis. Después del verano, normalmente la piel se reseca y pierde luminosidad. Por ello, en esta nueva estación es muy importante tratar de reducir los daños ocasionados por el sol y el calor.

Hoy os proponemos una sencilla rutina de belleza para reparar vuestra piel.

Limpieza facial: en esta época del año es aconsejable hacerse una limpieza facial para eliminar las impurezas y preparar la piel para la nueva estación.

Por la mañana: utiliza una crema hidratante con protección solar. Recuerda  que las cremas deben aplicarse en el escote, el cuello y la cara, y siempre con movimientos ascendentes. Nunca debes ponerte crema en el contorno de ojos. Esa zona requiere un cuidado específico, especialmente a partir de los 30 años.

Por la noche: llegando a la treintena es recomendable utilizar una crema nutritiva, que te aportará elementos necesarios para tu piel como vitaminas, aminoácidos, aceites y agua. Además, previene la formación de líneas de expresión y arrugas.

Diariamente: acostúmbrate a desmaquillarte 2 veces al día con jabón facial o leche limpiadora y, a continuación, ponte un tónico.

Dos veces por semana: realiza una exfoliación para eliminar las células muertas y regenerar la epidermis. Si tienes la piel sensible es aconsejable utilizar un exfoliante suave.

Una vez a la semana: aplícate una mascarilla. En el mercado existe una amplia gama de tratamientos dependiendo de lo que necesite tu piel: mascarillas oxigenantes, antiedad, vitamínicas, específicas para pieles sensibles…

Si tu piel tiene algún tipo de marca, cicatriz, o ha sufrido algún daño ocasionado por el sol, es recomendable utilizar un producto regenerante antes de aplicar tu crema diaria.